El ministro del Interior, Florencio Randazzo, arribó anoche a General Roca y se sumó a los festejos que se estaban realizando por la victoria electoral.

 

”Fue un resultado muy contundente en las principales ciudades de Río Negro. Estoy muy feliz porque después de 35 años el peronismo vuelve a ser gobierno en la provincia”, dijo Soria en diálogo con Télam.

 

Agregó que ”es la ratificación del rumbo que hemos elegido de acompañamiento del gobierno nacional, ahora tenemos que empezar a gobernar”.

 

”Tenemos experiencia de gestión en ciudades grandes, no va a ser difícil recuperar a la provincia porque tiene el potencial intacto pese a la gran deuda de casi 4 mil millones de pesos”, sostuvo.

 

Remarcó que a la provincia ”hay que ordenarla bien, hacerla producir y trabajar. Vamos a recurrir a todos los rionegrinos porque somos conscientes de que solos no somos nada. Vamos a apelar incluso a muchos radicales que serán parte de esta convocatoria”.

 

Soria informó que recibió el llamado de la presidenta Cristina Fernández de Kircher, quien lo felicitó y adelantó que el próximo martes viajará a Buenos Aires para reunirse con la jefa de Estado.

LEÉR MÁS  Cristina "puede ir presa" si es condenada en la causa "Los Sauces"

 

De esta manera, la formula integrada por Carlos Soria y su compañero de fórmula el jefe comunal de Cipolletti, Alberto Weretilneck, lograban romper los 28 años de hegemonía radical y volver a tener un gobernador peronista, luego de 35 años.

 

Por su parte el candidato de la oficialista Concertación para el Desarrollo, César Barbeito, admitió la derrota en declaraciones efectuadas también en Roca.

 

”Somos respetuosos de la decisión del pueblo y reconocemos que Soria hizo una muy buena elección” afirmó el ex ministro de Educación provincial.

 

En el centro oficial de cómputos, montado por el gobierno en la Legislatura, según el cómputo del 58 % del total de las 1.340 mesas habilitadas, Soria acumulaba el 52,78 por ciento de los votos, sobre el 32,72 % para Barbeito.

 

En tercer lugar, con el 5,56% de los votos, se ubicaba la Coalición Cívica-ARI, con la candidatura de Magladena Odarda.

 

De esta forma el PJ y el Frente Grande, unidos en el Frente para la Victoria, lograron cambiar este domingo el signo político que gobernó a la provincia de Río Negro desde la recuperación de la democracia en 1983.

LEÉR MÁS  Calificaron de “histórico” al pacto fiscal

 

Soria ya había intentado llegar a la gobernación en el 2003, cuando fue derrotado por el actual gobernador Miguel Saiz y más tarde se presentó como candidato a la municipalidad de Roca, donde se impuso y logró ser reelecto en el 2007.

 

El porcentaje de concurrencia a las urnas fue muy alto, con el 76,60 del total del padrón de 440.134 electores, según los datos provisorios.

 

La jornada electoral fue espléndida desde el punto de vista climático, pero hubo dos denuncias sobre hechos irregulares que empañaron la perfección de la fiesta cívica.

 

En horas de la madrugada el local partidario del PJ en la localidad de Cervantes, en el Alto Valle, recibió varios disparos de bala desde un auto en movimiento, sin que se produjeran víctimas y sólo algunos daños materiales.

 

Por otra parte cuando concurrió a votar, en horas del mediodía en Roca, Soria advirtió sobre la adulteración del número en las boletas del FPv, que manos anónimas habrían colocado en los cuartos oscuros con la aparente intención de inducir votos nulos.

LEÉR MÁS  Vandenbroele declaró casi diez horas y firmó un acta de confidencialidad

 

La maniobra fue advertida por los apoderados del FpV ante el Tribunal Electoral Provincial; en tanto efectivos policiales de la comisaría 21 de Roca demoraron a dos personas, una mujer y un varón, que tenían en su poder las boletas apócrifas.

 

Había festejos del peronismo en Bariloche, General Roca, Cipolletti y Viedma.

 

En esta capital unas 500 personas se congregaron en las puertas de la casa de Gobierno, donde entonaron la marcha peronista, mientras cantaban la consigna ”volveremos, volveremos, como en el 73” recordando que, precisamente, en aquel año se produjo la última victoria del peronismo rionegrino con la candidatura a gobernador de Mario Franco.

 

Por su parte la UCR festejaba en Viedma el triunfo local en la elección municipal, asegurando la reelección de Jorge Ferreira por un tercer período.

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here