Ricardo Alfonsín: “Lousteau sería mejor candidato que Macri”

El ex diputado nacional, quiere que la UCR compita con candidato propio en la primaria de Cambiemos.

“La candidatura de (Martín) Lousteau asegura un mejor resultado frente a Unidad Ciudadana que la del propio presidente (Mauricio) Macri”.

A partir de esa convicción, el dirigente radical Ricardo Alfonsín insistió en que en Cambiemos no hay un candidato natural para las presidenciales; reclamó que sea electo en unas primarias abiertas, y sostuvo la urgencia de que el radicalismo abandone la posición de “convidado de piedra” del PRO en la que se autoubicó en la coalición de gobierno.

Un detalle a remarcar: El presidente de la UCR nacional es el gobernador Alfredo Cornejo. De esta manera, Alfonsín (un dirigente de Provincia de Buenos Aires hoy sin peso en la mesa chica radical) fustigó duramente al mendocino.

-Su definición de que Macri “no es el candidato natural” de Cambiemos generó mucha polémica.

-Decir que la UCR tiene que tener un candidato propio y que Cambiemos no tiene un candidato natural, se ajusta a la realidad. Cambiemos es un frente que reúne a fuerzas que piensan distinto. La UCR y el PRO no son lo mismo.

-Pero son una coalición de gobierno.

-No, somos una coalición electoral. Algunos dirigentes radicales dicen que son parte del gobierno porque les resulta funcional a sus posiciones. Cambiemos no gobierna, gobierna el PRO y Macri. Y no porque haya sido el candidato natural sino porque ganó las PASO en 2015.  Si hubiera PASO y una campaña en la que se expresaran claramente las diferencias, la UCR seguro tendría un acompañamiento mayoritario.

Somos una alternativa diferente a la del PRO. Por eso no puedo decir que el candidato natural del PRO es un candidato radical. Tampoco a la inversa.

-Pero la UCR viene acompañando las decisiones gubernamentales del PRO.

-La conducción radical sí, incumpliendo lo que dijo la Convención Nacional de Gualeguaychú. Cuando se aprobó el acuerdo con el PRO también dijeron, entre ellos Ernesto Sanz, que si no ganamos las PASO, íbamos a tratar de influir en las decisiones.

-Para nada. Pero no por culpa del PRO sino del radicalismo. Nos colocamos voluntariamente en la situación de convidado de piedra. La conducción del partido, después de un tiempo debió haber entendido que teníamos no sólo el derecho sino también la obligación de tratar de influir en las decisiones.

-¿Lousteau es para usted el precandidato radical a una Paso en Cambiemos?

-Si me preguntan si el partido tiene que tener candidato propio, digo que sí. Y si Lousteau tiene que serlo, digo que sería un gran candidato que puede ganar y que asegura un mejor resultado frente a Unidad Ciudadana que el propio presidente Macri.

-¿Una suerte de alternativa desde el radicalismo a lagrieta macrismo-kirchnerismo?

-Sería sacar a Cambiemos de la grieta. Lousteau, y yo también, ha señalado que terminar con la grieta no es terminar con las diferencias sino con la imposibilidad de procesarlas de manera civilizada. Un candidato como Lousteau podría decir que es necesario respecto de ciertos temas, como el principal desafío, que es salir del subdesarrollo, un acuerdo entre las principales fuerzas políticas y los sectores del empresariado nacional y del trabajo.

-¿Por qué el PRO avalaría sin más poner en riesgo esa hegemonía en una Paso? 

-Es que si hubiera PASO, ganaría el radicalismo y Unidad Ciudadana quedara enfrente, ¿qué va a hacer el PRO? Los diputados macristas tendrían que negociar como nosotros tendríamos que haberlo hecho en estos tres años.

-¿Qué balance hace de estos tres años de gobierno?

-La primera crítica es sostener esa idea de que lo mejor que pueden hacer los gobiernos por la economía es meterse lo menos posible. Después que no haya cuidado un valor muy importante: ser equitativo en cuanto a la distribución de los costos de afrontar las dificultades que había en 2015; en cambio se sacan las retenciones y se aumentan las tarifas, y no se aumenta el mínimo para Ganancias de los trabajadores. En tercer lugar, que no haya convocado al diálogo y al consenso para enfrentar problemas difíciles.

LEÉR MÁS  Macri firmó un decreto para recuperar bienes de la corrupción y del narcotráfico

Rechazo la candidatura de Cornejo a la vicepresidencia

Alfonsín salió al cruce de la posibilidad de que sin más un radical sea el candidato a vicepresidente en una fórmula que encabece Macri. La pregunta fue hecha en función del rumor acerca de que el hoy gobernador mendocino Alfredo Cornejo, titular de la UCR, pueda ocupar ese lugar como parte de una negociación con el PRO.

“Importan tres pepinos los cargos si no podés hacer lo que tu partido entiende que hay que hacer. Si hay discrepancias entre lo que tu partido cree y el de gobierno, el PRO, prevalece lo que quiere el de gobierno. ¿Para qué hacer lo mismo que hasta ahora? Distinto sería si a partir de un acuerdo programático llegamos a soluciones de compromiso que salden las diferencias”, afirmó.

El dirigente se preguntó para qué una fórmula conjunta si la UCR no puede sentar su posición, por caso, sobre Vaca Muerta. “Tratándose de un recurso estratégico y contemplando el interés general, por qué no hacer lo que en Noruega cuando se descubrieron los off shore, que permitieron dar un salto enorme porque fue un recurso del Estado al que se le dio intervención privada. O sobre el tratado de libre comercio con la Unión Europea, sobre el que nadie sabe qué se negocia”.

Por otro lado, Alfonsín recordó que, cualquiera sea, la fórmula que llevará la UCR tiene que ser ratificada por la Convención Nacional partidaria. Recordó al respecto que el presidente de la Convención, el cordobés Jorge Sappia, dijo hace unas semanas que parecería que Cornejo, “tiene miedo” de hacer la convocatoria. “Ningún otro órgano partidario puede ratificarla. Y de no hacerlo se generaría una situación de vulnerabilidad jurídica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here