Granata fue golpeado por uniformados, mientras tomaba imágenes de una persona muerta a balazos por el propietario de una vivienda, en el marco de un aparente robo en la calle Roca al 2300, en la zona céntrica de la ciudad de Rosario el último martes 1 de abril.

Los policías que agredieron al fotógrafo justificaron su accionar porque, según ellos, el profesional ”había traspuesto el vallado” que preserva la escena del crimen, cuando en realidad jamás invadió esa zona, y solo se limitó a capturar las imágenes fuera del área prohibida.

LEÉR MÁS  Media sanción a la nueva ley de composición y funcionamiento de la Suprema Corte

Por su parte, el Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren) repudió en un comunicado el ataque sufrido por Granata y exigió al Ministerio de Gobierno provincial que ”brinde las explicaciones correspondientes sobre este lamentable episodio”, dado que en el momento de la agresión, testigos aseguraron escuchar que los policías afirmaban estar actuando ”por orden del gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here