El Consejo de Administración de Repsol respaldó el preacuerdo alcanzado entre España, Argentina y México sobre la compensación por la expropiación dispuesta en 2012 del 51 por ciento de las acciones que la empresa ibérica tenía en YPF, y ordenó abrir un proceso de negociación para buscar una solución definitiva.

Tras una reunión que se prolongó por espacio de cuatro horas, el Consejo de Administración de la petrolera, por unanimidad, dio luz verde al principio de acuerdo sin dar detalles sobre el monto de la indemnización pactada.

”El Consejo de Administración ha analizado y valora positivamente el principio de acuerdo anunciado por el Gobierno argentino acerca de la compensación por la expropiación del 51 por ciento de la participación accionarial de Repsol en YPF”, indicó la petrolera en un comunicado.

”Con el objeto de desarrollar este principio de acuerdo, Repsol ha decidido iniciar en breve plazo conversaciones entre sus equipos y los del Gobierno argentino, a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta a la controversia”, agregó el parte.
Pemex salió a calificar como ”una buena señal” a la decisión adoptada hoy por el Consejo de Administración de la petrolera española
”El proceso deberá atender a las exigencias que plantea la complejidad propia de un asunto tan relevante y responder a los términos y garantías apropiados para asegurar su eficacia”, añade a continuación.

Para ello, el Consejo de Administración ha acordado la contratación de un banco de inversión de prestigio internacional ”para apoyar al equipo de Repsol y facilitar una conducción profesional del proceso”, concluye la misiva.

La contratación de un banco de inversión permite suponer que del lado argentino también se dará una contraparte, de cara a las conversaciones que se llevarán adelante para determinar el monto del resarcimiento y la forma en que Argentina ejecutará la operación.

El preacuerdo fue alcanzado en una reunión celebrada el pasado lunes en Buenos Aires, de la que no participó el presidente de Repsol, Antonio Brufau, pero que contó con representación de algunos de sus principales accionistas, como los presidentes de la entidad financiera La Caixa, Isidro Fainé, y de la petrolera mexicana Pemex, Emilio Lozoya.

El acercamiento de posiciones fue auspiciado por los gobierno de Argentina, España y México.

En las negociaciones tuvieron activa participación el ministro de Economía, Axel Kicillof, su par español de Turismo, Energía e Industria, José Manuel Soria, y el embajador argentino en España, Carlos Bettini.

En materia bursátil, tras la importante suba registrada durante la víspera de 11,4 por ciento en la Bolsa porteña, los papeles de YPF retrocedieron hoy 0,87 por ciento por tomas de ganancia en un contexto en el que los inversores descontaban el visto bueno de la conducción de Repsol al preacuerdo firmado con el gobierno argentino.

De esta forma, al cerrar en 256,75 pesos, las acciones de YPF recortaron la suba de noviembre al 32,68 por ciento y en lo que va del año al 159,30 por ciento.

Por su parte, la emisión de YPF en Certificados de Depósito Argentinos (ADR) en Wall Street mantuvieron la tendencia positiva de la víspera y marcaron durante la jornada de hoy una mejora de 2,49 por ciento.

En España, si bien no se brindó información oficial al respecto, fuentes del sector energético coincidieron en señalar que el acuerdo supondría el pago de una compensación de 5.000 millones de dólares (3.700 millones de euros) a Repsol en bonos del Estado argentino.

La propuesta también contemplaría la creación de una sociedad conjunta entre Repsol, YPF y la mexicana Pemex para explotar el 6,4% del yacimiento de Vaca Muerta, en Neuquén.

A cambio, Repsol deberá retirar todos los procesos judiciales que tiene abiertos contra el Estado argentino por la expropiación del 51% de YPF, que tuvo lugar en abril de 2012.

El acuerdo ”implicará fijar el monto de la compensación y su pago con activos líquidos”, según informó el lunes el Ministerio de Economía de Argentina.

Luego de que Repsol informara el vía libre concedido al acuerdo con Argentina, Pemex salió a calificar como ”una buena señal” a la decisión adoptada hoy por el Consejo de Administración de la petrolera española.

La empresa pública mexicana, en un comunicado, dijo que confía en ”una actuación responsable” de la dirección de Repsol ”para formalizar a la brevedad dicho acuerdo, lo que redundaría en beneficio de la compañía y de todos sus accionistas, evitando a la empresa un largo y complejo proceso de resultado incierto”.

Pemex, que es la tercera accionista en importancia de Repsol, debido a controla el 9,34 % de los títulos de la petrolera española, formuló críticas sobre el escaso retorno de esas acciones y lo comparó con las altas retribuciones de la dirección de la empresa española.

Durante la reunión celebrada hoy en Madrid, el Consejo de Administración respaldó la gestión de Brufau, aunque con el voto en contras del representante de Pemex, Arturo Henríquez, de acuerdo al comunicado dado a conocer por la compañía española. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here