Los abogados del exministro de Planificación Federal Julio De Vido renunciaron hoy a su defensa en todas las causas en su contra, a pocos días de que el exfuncionario sea sometido a juicio oral y público por la tragedia ferroviaria de Once.

Fuentes judiciales informaron a NA que los abogados Adrián Maloneay y Julio Virgolini renunciaron a asistir a De Vido en todas las causas.

Tras la presentación, el Tribunal Oral Federal 4 que llevará adelante a partir del próximo miércoles el juicio oral y público por la tragedia de Once intimó a De Vido a que en 72 horas designe nuevos abogados o bien sea asistido por la defensa oficial.

“Con nuevos abogados o bien con la defensa oficial el juicio sí o sí comienza el miércoles”, señaló una fuente del Tribunal en diálogo con NA.

Los argumentos dados por los abogados de De Vido son similares a los que hicieron tras sufrir reveses judiciales con la recusación del Tribunal y también pidieron que se haga un juicio con jurados.

“Los motivos son claros: nuestro cliente fue traído a esta instancia a consecuencia de acusaciones construidas en un juicio anterior del que no fue parte y en el que no tuvo oportunidad de defenderse”, advirtieron en el escrito.

“Pese a que nuestro cliente no participó ni tuvo ocasión de defenderse en el juicio anterior, la prueba en él producida parece inamovible e irreproducible, como previsiblemente lo serán las conclusiones que de él provienen, a juzgar por la cerril negativa a atender a cualquier planteo que formule la defensa. Si la prueba de cargo no puede ser cuestionada, entonces no hay defensa posible”, sostuvieron Maloney y Virgolini.

Y remarcaron: “Se advierte así que el derrotero de esta causa en todas sus instancias, incluida la Corte Suprema, está marcado por la decisión inédita –por su carácter sistemático y hasta grosero- de impedir en modo absoluto el ejercicio de la defensa, incluso en decisiones sobre cuestiones prácticas, organizativas, que también hacían a la posibilidad de estos defensores de ejercer con libertad y con la dignidad adecuada el ministerio que les estaba confiado”.

Junto a la citación del próximo miércoles por el juicio, De Vido también debe presentarse a indagatoria en la causa por manejos irregulares de fondos en la mina Río Turbio, en donde el fiscal Carlos Stornelli sigue reclamando su detención por ahora sin éxito.

“Ha quedado en evidencia en el trámite de la presente causa, desde su inicio y a través de todas sus instancias, que esta defensa no ha tenido la oportunidad de contar con un proceso regular y respetuoso de los derechos que asisten a cualquier ciudadano que enfrenta un juicio penal”, concluyeron los abogados de De Vido.

El Ciudadano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here