Desde las 8.30 el director de Rentas, Claudio Gil, junto al director de Inteligencia Fiscal y Fiscalización, Martín Zirulnik, y un grupo de fiscalizadores realizaron controles en los autos estacionados en la playa oficial de Casa de Gobierno y en la playa que se encuentra sobre el colector en calle Peltier.

Ante la consulta respecto de los motivos por el cual se dio inicio a esta medida en Casa de Gobierno, el titular de Rentas, aseguró que responde a un único objetivo: ”dar el ejemplo”, ya que, ”para lograr conciencia, es necesario comenzar desde adentro”.

En cuanto a los controles, desde el ente recaudador señalaron que los mismos se extendieron hasta pasadas las 12.30 del mediodía en la zona de Casa de Gobierno. Paralelamente se realizaron operativos con la misma metodología en Luján, Maipú y Godoy Cruz.

En total se fiscalizaron 364 vehículos en la vía pública de los cuales 108 pertenecen a las inmediaciones del poder ejecutivo.

En varias ocasiones se detectó falta de pago, por lo que se procedió a pegar una calco que indica: ”El dueño de este vehículo es DEUDOR del impuesto AUTOMOTOR/INMOBILIARIO”. En el caso de que el contribuyente se encontrara al día en sus impuestos se lo premió con una calco con la siguiente inscripción: ” yo pago mis impuestos”.

Calcos

En el caso de observarse una deuda de $3.000 o más (puede tratarse de la sumatoria de deuda del Impuesto Inmobiliario y Automotor) se procede a pegar las calcos en el parabrisas posterior, acompañada de un acta de intimación.

En el caso de los rodados patentados en el 2012, que presenten deuda también se procederá del modo antes mencionado.

Los deudores deben regularizar su situación en un plazo no mayor a los 10 días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here