En los últimos días el nombre de Ricardo Recondo ganó notoriedad pública producto de su rol en el Consejo de la Magistratura, particularmente, en el bloqueo de la designación de candidatos para ocupar cinco juzgados vacantes en el fuero Civil y Comercial Federal. 
Los consejeros oficialistas denunciaron que el magistrado es funcional al Grupo Clarín, ya que por sus cargos judiciales –camarista y consejero– está allanándole el camino para frenar el artículo 161 de la Ley de Medios, referente a la desinversión de los conglomerados periodísticos, que se tramita en el Juzgado Número 1 del fuero Civil y Comercial.
Vicepresidente de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal y consejero, Ricardo Recondo, tiene una amplia trayectoria en el Poder Judicial –ex presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional–. 
Como consecuencia de sus controvertidas actuaciones, el magistrado tiene un expediente abierto en el Consejo de la Magistratura que se remonta a marzo del año pasado. La causa en cuestión hace hincapié en la medida cautelar que dictaron Recondo y Graciela Medina, integrantes de la Sala III de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal, para que continúe vigente la licencia que poseía la proveedora de Internet Fibertel a pesar de que la Secretaría de Comunicaciones, a través de la Resolución 100/10, la había declarado nula. 
Detrás del fallo de estos magistrados se esconde una serie de vinculaciones familiares que desembocan –una vez más– en el Grupo Clarín, dueño de las acciones de la proveedora de Internet.  
Fuentes del Consejo informaron a Tiempo Argentino que se trata de una causa que sigue su curso normal y en la que podría haber novedades de peso la próxima semana. ”Es un documento en el que se están recabando las pruebas desde hace tiempo”, explicó una fuente del organismo que selecciona y juzga a los magistrados.
La imputación apunta especialmente contra Medina porque su marido, Julio Cesar Rivera, es abogado del multimedios dirigido por Héctor Magnetto. Según fuentes del Consejo de la Magistratura, Medina se debía haber excusado de fallar en este caso.
A esta irregularidad se suma que la ONG que se presentó como parte actora para lograr la cautelar es la Asociación para la Defensa de la Competencia, cuyos abogados –integrantes del estudio Bouzat, Rosenkrantz & Asociados– son representantes de Cablevisión y otras empresas del grupo. 
El vínculo entre la organización y el multimedios sería el letrado Gabriel Bouzat, quien según reveló la agencia Télam, es socio fundador y tesorero de la ONG que se creó en el 2000. 
Fuentes de la magistratura afirmaron que entre la asociación y el multimedios de Ernestina Herrera de Noble también habría domicilios en común. Otra situación irregular que –se sostiene en la denuncia– tanto Medina como Recondo no podían ignorar cuando fallaron.
Ante este escenario, en el Consejo esperan tener un importante caudal de pruebas para constatar si existió una maniobra triangular entre Clarín, la ONG y los letrados intervinientes.
Este no es el único frente abierto contra Recondo. El consejero y camarista fue acusado de forum shopping por María Lorena Gagliardi, candidata a ocupar el Juzgado en lo Civil y Comercial Federal Número 1. 
Gagliardi, funcionaria del Onabe, apuntó contra Recondo por considerar que el camarista decidió ubicar al frente del Juzgado Número 1 a Raúl Tettamanti de forma arbitraria para que falle a favor de Clarín. De prosperar la denuncia en el consejo, se podría habilitar un pedido de recusación contra el camarista. Un sector del oficialismo quiere avanzar incluso con una denuncia penal contra el consejero. Sin embargo, al cierre de esta edición no había consenso para impulsarla.
A esta circunstancia se suma la citación que recibieron los camaristas que aprobaron el controvertido sistema rotativo de jueces que funciona para cubrir los despachos vacantes en el fuero Civil y Comercial Federal. Entre ellos figura, claro, Ricardo Recondo vicepresidente de esa instancia judicial. 
Por lo pronto, el consejero también fue citado el próximo lunes por la Corte Suprema de Justicia –junto a los otros dos representantes de los magistrados en el Consejo–. El máximo tribunal del país intentará mediar en la disputa para encontrar una pronta resolución. 
”Nos falta un voto para elevar el pliego de candidatos”, aseveró un consejero kirchnerista del Consejo de la Magistratura a Tiempo Argentino. Ante este escenario, una de las estrategias que baraja el kirchnerismo para lograr destrabar el conflicto en el consejo es elevar al Poder Ejecutivo las ternas con los candidatos que ocupan hasta el quinto lugar, ya que ninguno de ellos ha sido cuestionado por la oposición. 
Si bien se trata de una opción que ya fue rechazada en otra ocasión por los consejeros opositores, desde el oficialismo son optimistas ante la reiteración de la oferta. 
Como parte de la negociación, ”las restantes ternas volverían a comisión para ser revisadas”, explicaron. Esto podría aumentar de siete a diez la cantidad de candidatos para el fuero, sortear las presiones del multimedios y descomprimir un conflicto que ya lleva semanas.  «

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here