Los especialistas que trabajarán en el proyecto serán los integrantes de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la brasileña Comissão Nacional de Energia Nuclear (CNEN), y la empresa estatal rionegrina Invap, de amplia experiencia en la materia.

El acuerdo alcanzado por las presidentas en enero en Buenos Aires fue rubricado por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y el presidente de la CNEN, Odair Dias Gonçalves.

El gerente general de Invap, Héctor Otheguy, destacó -en diálogo con Télam- el ”extraordinario salto en la cooperación que dieron las presidentas con este acuerdo”, celebrado días atrás en Buenos Aires, cuyo proyecto comenzará a concretarse a mediados de año.

LEÉR MÁS  Media sanción a la nueva ley de composición y funcionamiento de la Suprema Corte

”Se trata de una sociedad muy inteligente, porque plantea el diseño unificado de dos reactores que cumplan los requisitos de demanda de cada país. Con esto se abaratan los costos y se gana tiempo. La ingeniería será casi la misma” explicó Otheguy.

El científico señaló que ”ambos países tienen niveles equivalentes en materia de desarrollo nuclear y reactores de investigación antiguos, que cumplen su vida útil, para reemplazar por otros más modernos y con mayor producción de radioisótopos”.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

”Por el reactor de investigación y fabricación de radioisótopos que construyó Invap en Australia, Argentina tiene alguna ventaja en esto, por lo que el acuerdo se basa en el modelo de ese equipo, el OPAL, que se usará como `reactor de referencia`”, indicó.

Agregó que por esa razón ”el diseño y la ingeniería se hará en Bariloche, con participación de científicos y tecnicos de ambos países. Es importante destacar que no es una venta de Argentina a Brasil sino una asociación estratégica”.

Explicó que el proyecto sería desarrollado en Bariloche como lo dispongan las autoridades de ambos países.

LEÉR MÁS  De Vido llamó a la “movilización del peronismo”

”Cada país dispondrá luego la construcción de su reactor. En esto funcionan igual: los brasileños priorizan la provisión de empresas nacionales y los argentinos también”, precisó.

Estimó que el costo de un reactor como el OPAL está en el orden de los 300 millones de dólares y que el diseño ronda el 10 por ciento de esa suma, lo que se abaratará con este mecanismo.

Otheguy consideró que hacia mitad de año ya estará en marcha el diseño y la ingeniería, y para fines de 2012 estaría en ejecución.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here