Por Fabián G. Tigur

En aquella época la mano dura militar fue la mano de obra ejecutante de la orden que emanaba de los sectores de la economía concentrada, pero tenía socios a partidos políticos de la oposición, medios de comunicación hegemónicos, parte de la justicia, etc. El motivo principal era que nadie podía enfrentar al General en las elecciones ya que el pueblo argentino lo votaba ampliamente. Hoy en día estaría en marcha una dura operación ordenada por los mismos sectores de la economía concentrada, pero es parte del poder judicial el ejecutante y las armas son las continúas denuncias sobre todo posible candidato del kirchnerismo.

LEÉR MÁS  Macri ya decidió remover a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas

Desde los sectores acomodados manejan números claros acerca de la estimación de las próximas elecciones y, realmente no le dan expectativa positiva, por tal motivo han desencadenado una serie de operaciones de denuncias que tienen como blanco desde la presidenta de la Nación hasta los posibles candidatos kirchneristas, y para ello cuentan con los mismos sectores que en el siglo pasado fueron sus aliados: partidos opositores que brindan legitimidad a estas operaciones; medios de comunicación hegemónicos encargados de dar publicidad a las mencionadas denuncias e invitar a ”especialistas del sector” para que opinen de forma favorable hacia las denuncias y, ahora se han sumado a la lista agentes de inteligencia.

LEÉR MÁS  Susana Balbo renunció a su banca de diputada nacional

La idea final es dejar fuera de carrera a todo candidato que garantice la continuidad del modelo de gobierno actual y restaurar a los que gobernaron al país durante las décadas pasadas.

¿Qué pasa con Scioli?

Daniel Scioli no ha sido centro de ningún tipo de denuncia, lo que demuestra que estos sectores lo aceptarían como uno de los presidenciales, pero dejándole en claro con estas operaciones que, en caso de pretender la continuidad del modelo deberá pasar por el mismo calvario de las actuales autoridades.

Scioli, a pesar de no representar al Kirchnerismo puro, tampoco se lo puede tildar de anti kirchnerista ni opositor. Muy por el contrario, con un tono algo más bajo ha acompañado casi todo lo emprendido por el gobierno. A pesar de ello, los sectores poderosos lo aceptan como uno de los presidenciables, junto a Massa, Macri, Cobos y Binner; quienes garantizarían no tocar los los intereses de los sectores poderosos.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Ya se avizora un 2015 plagado de denuncias hacia los candidatos oficialistas, pero con una vehemencia inusitada con la idea de generar un escarmiento ejemplificador. Desde algunos sectores poderosos ”Quieren borrar de la memoria del pueblo argentino la idea de kirchnerismo”. Sea, como sea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here