Por: INFOnews
Con irregularidades en el Consejo de la Magistratura, denunciadas por el ministro de Justicia Julio Alak, el Grupo Clarín consiguió que el Juzgado Civil y Comercial Federal Nro. 1 quede sin un juez titular.
La importancia de ese juzgado es clave porque allí se tramita la disputa del multimedio con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La maniobra continúo con la designación del juez de primera instancia, Raúl Orestes Tettamanti, para que sea el encargado de dictar sentencia respecto de la constitucionalidad o no del artículo 161 referido a la desinversión. ¿Quién es Tettamanti? Y ¿por qué no puede hacerse cargo del juzgado?
INFOnews se comunicó a la casa del letrado, a su estudio y a los juzgados en los que se desempeña pero no hubo respuesta. Según se pudo averiguar, hoy fue el único día de la semana que no se presentó en su estudio privado.
Raúl Orestes Tettamanti pertenecía al fuero Civil y Comercial, y el Poder Ejecutivo, a través del decreto 241/2008 aceptó su renuncia como titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Federal N° 10 de la Capital Federal.
Actualmente, aunque está jubilado desde 2008, es juez subrogante en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, en los juzgados Civil y Comercial Federal Nro. 4 y Nro. 7, además del Nro. 1.
Uno de los principales impedimentos para que Tettamanti quede a cargo del juzgado Nro. 1 es que la secretaria de ese tribunal es Ana Bruno, nuera suya. Hay un artículo del reglamento de la Justicia que expresamente impide ser secretario de un juzgado a quien tenga hasta el cuarto grado de consanguinidad con el juez. Pero el que se tiene que ir es el que llegó último y provocó el conflicto, Tettamanti en este caso.
En su carrera como juez, Tettamanti emitió fallos de alguna trascendencia. En 2010, el magistrado condenó al Estado a pagar $620 mil más intereses de una década a los familiares de Maximiliano Tasca y Cristian Gómez, de 23 y 25 años, respectivamente, asesinados por el policía federal Juan de Dios Velaztiqui el 29/12 de 2001.
Velaztiqui fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de esos dos jóvenes y de un tercero, Adrián Matassa, cuyos familiares formularon un reclamo civil en otro expediente. El episodio fue conocido mediáticamente como ”la masacre de Floresta”.
En 2009, condenó al PAMI a dar medicamentos y vivienda a un paciente. Tettamanti ordenó a la obra social de jubilados y pensionados que suministre ”cobertura integral” de medicamentos, al ciento por ciento de su costo, y ”vivienda y alimentación” a un ciudadano chileno que recibió un trasplante renal y que carecía de medios para su adecuada recuperación y supervivencia.
En 2008, determinó que la empresa de internet Yahoo! debía pagar una multa de de 16 mil pesos por no haber eliminado de sus motores de búsqueda los sitios que vinculaban a una modelo con servicios de acompañantes. En noviembre del año pasado, el sitio fue intimado a eliminar esos vínculos, bajo condición de que si no lo hacía, debería pagar 200 pesos por cada día de retraso en el cumplimiento de la disposición judicial. La medida adoptada por el juez no fue obedecida por Yahoo!, pero tampoco apelada, por lo que el fallo quedó firme y las multas sin pagar. El magistrado ordenó que los 16 mil pesos que debería pagar la empresa se destinarían a la dotación de las Bibliotecas de los Tribunales Nacionales.
En 2003, intervino en una causa que involucraba a la bailarina argentina Paloma Herrera y a la modista venezolana Carolina Herrera por el uso de la marca registrada. Tettamanti falló a favor de la venezolana quien aseguraba que ese apellido se relacionaba con sus productos. Pero en septiembre de ese año, la Sala III de la Cámara Federal Civil le dio la razón a Paloma.
En 2002, el juez Tettamanti embargó dos aviones de Aerolíneas Argentinas, a raíz de un reclamo de Aeropuertos 2000. La medida fue adoptada en el marco del enfrentamiento entre la concesionaria aeroportuaria y las líneas aéreas nucleadas en la asociación Jurca, a la que pertenecía la Aerolíneas privada. El embargo sobre dos Boeing 737-200 fue por un reclamo de AA2000, que alega que Aerolíneas no le liquidó un total de 1.160.000 dólares de tasa aeroportuaria.
Un dato con glamour. El magistrado, en 1998 cuando estaba a cargo del juzgado en lo Civil y Comercial Nro. 10 de la Capital, fue el encargado de llevar adelante la disputa entre Susana Giménez y el productor Ovidio García, que reclamaba los derechos sobre la utilización del nombre del ciclo. Finalmente, por un acuerdo entre las partes, la diva de los teléfonos pudo volver a usar su famoso ”Hola Susana”.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here