Quedó conformada la Confederación Demócrata Federal

 

 

Entre los acuerdos que se lograron en el mismo, se dio a conocer una dura posición que indicaba: “Los distintos partidos políticos que conforman esta Confederación se comprometieron en trabajar para que el país abandone el período de decadencia, con una situación social de completa anarquía, con índices de inseguridad, pobreza, hambre, enfermedades, analfabetismo y corrupción que marcan un declive que impresiona al mundo entero, se pueda revertir con la participación de las fuerzas libres que nacen del ideario de Mayo y que vuelven renovadamente, con sus raíces históricas y políticas, a ocupar el lugar que nunca debió dejar, con un mensaje de esperanza para todos los hombres y mujeres de buena voluntad, en la búsqueda de un espacio que necesita el pueblo en su integridad”.

 

El presidente del Partido Demócrata de Mendoza, Andrés Grau, fue elegido como presidente de la misma y participaron de este encuentro el Partido Demócrata de Capital Federal, con su presidente ex diputado nacional M/C Alberto Allende Iriarte, el presidente del Partido Demócrata Conservador de la Provincia de Buenos Aires el doctor Juan Carlos de Marco, el Partido Demócrata de Córdoba Dr. Carlos Pellereda, el licenciado Carlos Viana del Partido Demócrata Federal de Santa Fé, el doctor Miguel Arancibia presidente del Grupo 1852 de San Juan, el doctor Alberto Rodríguez Arancibia del Partido Demócrata Liberal de San Luis.

LEÉR MÁS  El oficialismo vuelve a la carga con el acuerdo Mercosur-Chile

 

El documento continúa con un pedido a retomar la relación estratégica con las grandes potencias, al indicar que “Argentina ocupe nuevamente el lugar en el mundo del comercio internacional, potenciando lasas relaciones con los grandes mercados de los países emergentes que conforman el futuro en la concentración de riquezas, como son China, Rusia, India, Brasil y Sudáfrica, más nuestros poderosos socios históricos de América del Norte y Europa, dejando de jugar a la demagogia con el comercio subsidiado bilateral con Cuba y Venezuela, entre otros. Nuestra pertenencia al bloque occidental no debe ponerse en duda. Coincidimos con los principios y forma de vida de las democracias desarrolladas del mundo e insistiremos para que toda Latinoamérica adopte esas prácticas que han sacado de la pobreza a millones de seres humanos. Creemos en la Unión Sudamericana pero no como un mero contrapunto de odios con otras potencias, que sólo sirve para fortalecer y entronizar a demagogos y tiranos de diversa índole, sino como una forma de conseguir la masa crítica necesaria para poder sentarnos en las mesas de decisión del mundo que viene. Debemos volver a ser el destino principal de las inversiones en la región, única vía para conseguir el verdadero desarrollo de largo plazo”.

LEÉR MÁS  El SUTE dice que ganó la elección en las Juntas

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here