El estratega de campaña, Jaime Durán Barba, aconsejó a Mauricio Macri durante la campaña “no convertirse en el candidato del ajuste” .

Así está retratado en el libro “Cambiamos”, del Subsecretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illia, que relata desde dentro el proceso de campaña dirigido por Durán Barba.

Tras las denuncias de los propios integrantes de la alianza Cambiemos, como Elisa Carrió, de que se está llevando adelante “un brutal ajuste”, la cuestión sobre el impacto de las medidas económicas en la imagen de Mauricio Macri y su gobierno vuelve a ponerse en debate.  

Según el libro de Iglesias, la cuestión del ajuste sobrevoló diversas reuniones de campaña de Cambiemos. “El gobierno (de Cristina Kirchner) está diciendo ´nosotros le sacamos a los ricos para darles a los pobres y el PRO quiere volver a darle a los ricos´. Mientras no desarticulemos esta idea se nos va a hacer muy difícil avanzar. ´Tenemos que armar un personaje que sea incapaz de hacer un ajuste´ , dice Jaime”, de acuerdo al relato del libro de Iglesias.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

En varios pasajes del libro, Durán Barba repite la misma idea: “nunca (o casi nunca) un gobierno que ajustó pudo dspués recuperar la popularidad perdida durante el ajuste”. Incluso el consultor ecuatoriano explica las complicaciones que puede traerle en campaña azuzar la idea del ajuste: ´(Durán Barba) sabe sólo una cosa: del ajuste no se vuelve.  ´Tengo tres amigos que llegaron al gobierno e hicieron ajustes (Gonzalo Sánchez de Losada, Fabián Alarcón y Jamil Mahuad). Los tres están o estuvieron presos o prófugos´, dijo, agarrándose un dedo a medida que decía cada nombre. ´Mauricio es como el cura que no puede sonreirle a un niño, porque la gente va a pensar que es un pedófilo. Mauricio no puede sonreírle al ajuste, porque van a pensar que es un ajustador´”.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

Evitar el fantasma del ajuste no era sólo una obsesión de Durán Barba, sino que era compartido por todo el equipo de campaña.

Una reunión del equipo económico de la Fundación Pensar tuvo lugar el 9 de abril del año pasado, en la sede de Pegasus, el fondo de inversión cuyo presidente era entonces Mario Quintana, parte de ese equipo y actual Secretario de Coordinación Administrativa y Evaluación Presupuestaria, un hombre cercano al presidente Macri.

LEÉR MÁS  Corridas, piedras y gases durante el tratamiento de la reforma

Allí se escucharon – según el relato del libro – las presentaciones de Sebastián Scheimberg, Andrés Chambuleyron y Guillermo Dietrich. “El fantasma del ajuste, igual sobrevuela la reunión durante toda la tarde. Cuando Guillo Dietrich muestra que quiere aumentar el boleto de colectivo (sólo para compensar la inflación) en marzo de 2016 y, con la excepción de aquellos pasajeros de bajos ingresos, otra vez en octubre del mismo año, Rogelio Frigerio hace un chiste (´cuanto más rápido hagamos estas cosas malas mejor´) y todos se ríen nerviosamente pero en voz alta. Pero cuando hay que hablar más en serio, Pancho Cabrera calla a la mesa y sentencia: ´lo que tenemos que tener claro es que Macri no deberá ser el presidente del ajuste´”.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here