Diego Lagomarsino, el principal investigado por la muerte del fiscal del atentado a la AMIA Alberto Nisman, fue procesado por el juez federal Julián Ercolini por haberle prestado al fiscal el arma que terminó con su vida.

“No tengo miedo, tengo terror a que se cometa una injusticia”, dijo Lagomarsino sobre la posibilidad de terminar preso

De acuerdo al fiscal federal Eduardo Taiano, Lagomarsino no participó del homicidio pero proveyó lo que denominó como “arma amiga” que fue usada para un “montaje de suicidio”. El fiscal además acusó al técnico de “haber prestado una colaboración necesaria” para el “plan criminal” que terminó con la vida del investigador, al prestarle un arma de fuego Bersa, calibre 22, que no tenía autorización legal porque estaba vencida desde el 1° de abril de 2007.

LEÉR MÁS  La nena de 11 años embarazada por su padrastro no podrá abortar

Lagomarsino ratificó su versión de que le dio el arma a Nisman a pedido del fiscal, preocupado por la seguridad de sus hijas. “Tengo terror de que se cometa una injusticia. Solo entregué el arma por pedido de él, del resto no tengo nada que ver, es incompatible que se me acuse de integrar un ‘plan criminal’. Están los llamados de Alberto a mí pidiéndome el arma“, dijo el perito en una entrevista con América 24.

LEÉR MÁS  Nació sin brazos y le niegan la pensión por discapacidad

Obvio que tengo miedo de ir preso, no tengo nada que ver“, expresó el técnico informático, que consideró como algo “difícil” que Nisman se haya querido suicidar.

Además, dijo que el fiscal tenía “estrés” por haber denunciado a la expresidenta Cristina Kirchner, por presunto encubrimiento a los iraníes acusados por el atentado a la AMIA, y que Nisman “se quebró” cuando le dijo que sus hijas no querían estar con él “por miedo a que les pase algo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here