Primero el marketing, después los detalles

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, advirtió que aún no saben cuáles serán los términos del decreto que se publicará en los próximos días, por ejemplo si alcanzará o no a cuñados y yernos de los miembros del Gabinete. “Estimamos que no deben ser más de 40 casos”, aseguró en relación a la cantidad de familiares que deberían dejar sus cargos.

Un día después del anuncio del presidente Mauricio Macri que limitó la posibilidad de que los familiares de los ministros ocupen cargos públicos, desde el Gobierno reconocieron que no saben aún cuál será el alcance del decreto que se publicará en los próximos días. La medida llegó luego del escándalo protagonizado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que además de insultar y despedir de manera irregular a una de sus empleadas, se convirtió en el funcionario que más familiares ubicó en distintas dependencias públicas. Tras las versiones sobre su ausencia en el anuncio de ayer, Triaca participó hoy de la reunión de Gabinete.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, reconoció que en el Ejecutivo aún analizan cuál será el alcance de la exclusión de familiares de ministros nacionales, el anuncio que hizo ayer Macri y que se convertirá en decreto “en los próximos días”. “Estamos viendo dos niveles de consanguinidad -esto es esposos, padres e hijos- y se está definiendo ahora específicamente hasta dónde llega el tema”, aseguró el titular de Modernización en declaraciones formuladas esta mañana a radio El Mundo. Ibarra no detalló si la exclusión alcanzará a cuñados o yernos, aunque en diálogo con radio La Red aseguró que la norma incluirá a familiares “de sangre y por matrimonio”.

LEÉR MÁS  Las escuelas primarias de Mendoza dictarán educación sexual desde el 2020

Hasta ahora la medida fue sólo un anuncio y se espera que el decreto sea presentado en los próximos tres días. “Estimamos que no deben ser más de 40 casos”, aseguró también Ibarra, en relación a la cantidad de familiares de ministros que, a partir del decreto, quedarían afuera del Gobierno nacional. Ayer presentaron su renuncia Mariana y Lorena Triaca, que ocupaban cargos en el directorio del Banco Nación y en la Agencia de Inversiones respectivamente. También se fue el titular de Arsat, Rodrigo De Loredo, yerno del ministro de Defensa Oscar Aguad y Matías Santos, el hijo del ministro de Turismo, Gustavo Santos.

Por otro lado, Ibarra enmarcó los anuncios -que comprenden también una reducción del 25 por ciento de los cargos políticos dentro del ámbito del Ejecutivo y el congelamiento por este año de los salarios de los funcionarios de mayor rango- en “el proceso de transformación del Estado”. En total, aclaró, serán alrededor de unos mil cargos lo que deben renunciar sobre un total de 3.600. Se trata del 25 por ciento de cargos que el mismo macrismo había aumentado en las dependencias públicas desde que llegó al gobierno.

LEÉR MÁS  Préstamos Anses: todo lo que los jubilados deben saber para acceder a ellos

Ibarra, cuya esposa fue directora de Relaciones Institucionales en Radio y Televisión Argentina (RTA) y ahora es diputada, intento despegar la decisión presidencial del escándalo del caso Triaca. “Tiene que ver con dar una señal de transparencia”, afirmó Ibarra y explicó que el decreto no alcanzará a familiares que hubieran estado desde antes de la asunción de la función del ministro o ministra.

En relación al cargo que ocupa su mujer, Carla Piccolomini, el titular de la cartera de Modernización aclaró que “fue elegida diputada nacional en octubre”, con lo cual “pertenece al Congreso y no está alcanzada” por el decreto que ayer anunció el Presidente. “Donde hay estabilidad del empleado público, esto no juega porque hay por encima una ley superior”, dijo sobre los familiares que tengan mayor antigüedad en el cargo o que no ocupen puestos jerárquicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here