El informe de cosecha 2018 de la Asociación de Cooperativas indica que al menos un 25% de los pequeños productores no alcanza para sostener lo que invierte en su finca.

Un informe de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) sobre los costos de producción de uva para vinificar, muestra a las claras este problema. Con números cerrados a 2018, producir uva blanca con destino a vino sin mención varietal, tiene un costo anual por hectárea de $ 102 mil, lo que incluye producción, gastos administrativos y amortizaciones, pero los ingresos por comercializar el producto terminado son de sólo $ 70.700, lo que implica pérdidas por $ 31.300 por hectárea.

LEÉR MÁS  Carrió dijo que el PJ la fue a buscar

Según los datos que brindó ACOVI, tanto el valor de la energía eléctrica como el combustible tornan inviables los emprendimientos de hasta 10 hectáreas.

Así lo señaló el gerente, Carlos Iannizzotto. “Necesitamos reintegro, necesitamos una situación financiera mucho más adecuada para poder de alguna manera fortalecer el sector y que amortigüe los altos costos que han superado el 26% en lo que va del año y no han aumentado en ese mismos porcentaje los precios al productor. Si el mercado de consumo no aumenta realmente estamos en un serio problema. Acá hay dos puntas que son las que sufren y que por ahí pasa el gran tema de si la vitivinicultura está bien o está mal, que es el bolsillo del consumidor como responde y el precio al productor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here