El enojo de la CGT, que se tradujo en romper ayer con la mesa de diálogo que mantenía con el Gobierno y los empresarios y emprender una medida de fuerza, tiene un motivo claro: se incumplió significativamente el “pacto antidespidos”.
Según detalla el diario La Nación, el compromiso de mantener puestos de trabajo en el verano que firmaron empresarios de la industria, la construcción, el comercio, bancos, la Bolsa, el sector rural y alimentación quedó significativamente vulnerado.
Así, el acumulativo de despidos por goteos terminó siendo el detonante que puso a la central obrera en pie de guerra. En el Gobierno buscan bajar el tono de la situación del mercado laboral. Según cifras que difundió la semana pasada el Ministerio de Trabajo, el empleo en los últimos meses viene en alza.
Puntualmente, en noviembre -último dato disponible del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA)- creció un 0,4% el número de asalariados privados con respecto a octubre.
Sin embargo, cuando se analizan los números por sector, aparecen los datos alarmantes en algunos rubros que vienen en picada hace meses y que no presentan expectativas de repunte.
Sin ir más lejos, conforme a la Encuesta de Indicadores Laborales de diciembre pasado, la industria manufacturera cayó 0,6% entre noviembre y diciembre, y un total de 5% de forma interanual.
Cabe la salvedad de los sectores agrarios y de la construcción que sí pudieron apegarse al acuerdo. La agricultura y ganadería generó alrededor del 50% del total de los trabajos asalariados privados, traccionando el mercado.
En el caso de la construcción, el rubro estuvo agónico durante todo el año pasado -se perdieron más de 60.000 puestos-, pero presentó un repunte hacia fin de año.
Según datos difundidos por el Ministerio de Trabajo, el rubro de los ladrillos cerró en noviembre con 6619 trabajadores más que el mes anterior, aunque con una caída interanual de 7,3 por ciento.
LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here