Hoy por hoy solamente el gobierno, junto a organizaciones de consumidores y ciudadanos comunes están llevando adelante este trabajo que, debería ser de interés general.

En los últimos días se ha podido ver por parte de los sectores opositores una actitud especulativa. Muchos han guardado silencio, mientras otros como Moyano y los periodistas de Clarín y la Nación ( y sus usinas provinciales) se han dedicado a socavar el sistema.
Es posible que piensen que políticamente es mejor que los precios aumenten en forma desenfrenada para vulnerar al gobierno, pero lo que no reparan es que se trata del bolsillo de toda la ciudadanía y del futuro del país, algo repudiable desde todo punto de vista.

Los grandes especuladores no cesan en su intento de aumentar los precios para ganar más dinero, aunque en estos días han tenido que retroceder unos pasos por el importante trabajado llevado a cabo por ciudadanos y gobierno, pero el peligro está latente, y en esta situación el futuro del país.

Por otra parte se observa poca colaboración de parte de los pequeños comerciantes (salvo honrosas excepciones), quienes acatan fielmente el aumento de precios, cuando se deberían plantar firmemente ante los grandes distribuidores para plantearle que los aumentos son desmedidos e injustificados.

El Dólar se instaló alrededor de los $8 y la tendencia ha sido a bajar algunos centavos, pero los precios subieron en forma bochornosa mostrando la ambición sin límites de parte de empresarios que no tienen ningún tipo de escrúpulos al momento de pensar en las ganancias.

Todos debemos tomar conciencia que, el capital de toda empresa y de la sociedad es en buen nivel económico de la población consumidora, una materia pendiente para el empresariado y parte de la dirigencia política y gremial argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here