Diputados y Senadores nacionales por Mendoza canjean los pasajes que no utilizan y los convierten en una especie de “sobresueldo”.

Los diputados y senadores nacionales de Mendoza disponen de veinte pasajes en avión y la misma cantidad en colectivo por mes, para trasladarse a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lugar en donde sesionan. La cantidad de pasajes es fija, sin importar si el legislador viaja o no.

La polémica se generó cuando se conoció que aquellos pasajes no utilizados pueden ser canjeados por dinero, engrosando el monto de la dieta que recibe mensualmente (que supera los cien mil pesos).

Algunos de los casos más resonantes son el del peronista Alejandro Abraham, que en 2017 dejó su banca y ahora será senador provincial. El ex intendente de Guaymallén canjeó $122.470 en pasajes aéreos y $73.470 en terrestres. El total fue de $195.940.

En tanto, Luis Petri (UCR), electo el año pasado para un nuevo periodo como diputado nacional, conservará su banca al menos por cuatro años más. El radical canjeó $103.670 en pasajes aéreos y $85.995, por lo que el año pasado se hizo con un total de $189.665.

La exepción fue Soledad Sosa, ex diputada por el Frente de Izquierda, que dejó su banca en diciembre.La legisladora fue la única que no incrementó su dieta mediante ese sistema.

“Dado que denunciábamos en el 2016, incluso presentamos un proyecto de ley donde planteamos que se eliminara el régimen de compensación de canje de pasajes aéreos y terrestres que no son utilizados por dinero, porque termina siendo un sobresueldo y además lo único que está reflejando es que no hay actividad política”, explicó Sosa.

“Nosotros lo utilizamos y lo que no utilizamos no los canjeamos por dinero porque nuestro concepto tiene que ver con que rechazamos toda esta serie de privilegios y beneficios que hay en el Congreso mientras que los trabajadores tienen un salario mínimo vital y móvil fijado en 9 mil pesos, mientras que los representantes del pueblo están por todos lados acordando ingresos que son totalmente desproporcionados con lo que vive la mayoría popular”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here