La diputada por la Coalición Cívica Elisa Carrió hizo una presentación en la Cancillería para que se envíe un escrito a la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el que advierte que en Argentina hay ”riesgo democrático por grave alteración del orden constitucional”.

”Se solicita al Sr. Secretario de la OEA que considere y tome nota de los acontecimientos que se están suscitando en estos días en la República Argentina, que por sus características conforman violaciones expresas a la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos”, expresa en el documento.

En este sentido, la diputada pidió ”asistencia” para hacer ”un seguimiento de la situación” y para ”preservar el orden constitucional” que considera peligra en el país.

El texto que redactó Carrió tiene por referencia el proyecto de democratización de la Justicia que impulsa el Gobierno en el Congreso y que se debate en estos días.

”En la Argentina, el partido de gobierno ha sancionado distintos proyectos de ley que reforman aspectos sustantivos del Poder Judicial de la Nación en un intento de subvertir el orden constitucional en desmedro de la independencia de dicho poder, configurando una grave alteración del orden constitucional que afecta el orden democrático, eliminando de hecho el sistema republicano de gobierno que se ha dado la Argentina desde sus orígenes”, explicó.

Además, Carrio considera que la reforma judicial es ”el corolario de lo que el Poder Ejecutivo viene implementando en estos últimos años”, entre lo que enumeró ”el avasallamiento al Poder Judicial”; ”censura y avasallamiento a la libertad de expresión y violación del artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos”; y ”un avasallamiento contrario a la constitución al Poder Legislativo”.

El texto fue enviado al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, con una copia a la Justicia y, según dijo en un comunicado la diputada, se enviarán copias a los miembros del Consejo de la OEA y a los presidentes de los partidos políticos opositores.

”Sería importante que otros fuerzas políticas hicieran presentaciones similares frente a la acusación del gobierno de golpistas a quienes tratan en forma democrática y pacífica que no sea ley el proyecto de Cristina Kirchner de destruir la Justicia independiente y cambiar la forma republicana de gobierno”, sostuvo.

”La Argentina vive hoy su versión de cesarismo democrático que nos habilita ante la OEA a través de los art. 17, 18 y 19 de su Carta Democrática a solicitar asistencia para la preservación de la institucionalidad democrática que tiene como base un sistema real de división y control de poderes independientes”, concluye el texto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here