Novedades en el caso contra Lázaro Báez. Abandonadas, con el pasto crecido, la humedad carcomiendo las paredes, sucias, despintadas.
Según detalla el diario La Nación, así están las cinco casonas que el empresario tiene en Pinamar y que fueron tasadas por la Justicia en alrededor de US$ 1,5 millones, a razón de unos US$ 300.000 cada una.
Están desocupadas, con el mobiliario viejo, hace varios años que nadie las alquila. En una de ellas, con pileta, el agua está hedionda.
La electrónica es antigua y los muebles no están en buenas condiciones, al punto que los tasadores que las visitaron no secuestraron nada de valor, a pesar de contar con una orden judicial que los habilitaba a hacerlo.
Las casas tasadas están en Goleta Hércules 42, Libertador 4197, Poseidón 449, Helade 297 y Troya 783. Fuentes del gobierno municipal confirmaron a la nación que estas casas mantenían deuda en concepto de tasas, aunque no pudieron aportar el monto acumulado en los años en que Báez las adquirió
En tanto, las averiguaciones sobre los bienes de Báez llevaron a Marijuan a afirmar que ascienden a un poco menos de 100 millones de dólares.
La visita de los tasadores del Tribunal de Tasación de la Nación se produjo por orden del juez federal Sebastián Casanello, a pedido del fiscal Guillermo Marijuan, que hace una valuación total de la fortuna del empresario preso por lavado de dinero.
LEÉR MÁS  Procesaron a un científico del Conicet por el diseño del inventario de glaciares

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here