El fiscal Gerardo Pollicita pidió hoy la indagatoria del empresario kirchnerista Cristóbal López y del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray por la deuda millonaria que acumuló el primero con el Estado durante los últimos cuatro años. En el marco de una denuncia que hizo en 2008 la diputada Elisa Carrió sobre una supuesta asociación ilícita en la que estarían involucrados el propio López, Lázaro Báez y el ex presidente Néstor Kirchner, el fiscal acusa ahora a una veintena de funcionarios y ex funcionarios de la AFIP de protagonizar, junto a los dueños del Grupo Indalo, una administración fraudulenta en perjuicio del Estado.

Pollicita también pidió la indagatoria de Fabián de Sousa y de varios funcionarios y ex funcionarios de la AFIP, según el dictamen al que accedió Clarín.

Hace un mes, Carrió había ampliado su denuncia contra López y Echegaray tras una investigación del diario La Nación, que reveló la maniobra fiscal para favorecer a Oil Combustibles en el pago del impuesto sobre los combustibles líquidos. Pollicita hace hincapié en su dictamen sobre el rol de los funcionarios de la AFIP: “No habrían reclamado el pago de la deuda cuando ya era exigible, y a la vez, habrían permitido por acción en algunas oportunidades, y por omisión en otras, un gran número de irregularidades en el tratamiento y otorgamiento de regímenes de asistencia financiera que al analizarlas de forma mancomunada e integral permitirían comprender la maniobra en su conjunto”.

Pollicita describe tres períodos de la maniobra defraudatoria y destaca que por los planes anteriores a 2013, Echegaray, López y De Sousa ya fueron sobreseídos por el juez Sebastian Ramos.

En ese marco, el fiscal destacó que entre mayo 2013 e igual mes del año siguiente  2014  la AFIP, con la intervención directa de Echegaray, benefició a la petrolera con dos planes de facilidades de pago de alcance particular por un total de más de 2 mil millones de pesos. “Ambos planes especiales tuvieron en común que fueron conferidos sin requerir a la empresa que acreditara la situación de crisis económica-financiera, sin tener en cuenta que la empresa desde su inicio y de manera sistemática no había pagado el impuesto ya recaudado, sin observar que ya se había refinanciado deuda ilegítimamente y sin llevar a cabo ningún tipo de estudio contable que hubiera permitido corroborar que la situación de “crisis” reflejaba en realidad una descapitalización autogenerada producto de los incesantes giros de los fondos del ICL a favor de empresas vinculadas con el conglomerado societario INDALO”, detalla el escrito de más de cuarenta carillas.

Por la deuda millonaria con el Estado, que le permitió al Grupo Indalo capitalizar el resto de sus empresas, las autoridades actuales de la AFIP realizaron una denuncia, hace un mes, ante el fuero penal Económico. Pollicita apunta a una maniobra más general que habría beneficiado a funcionarios del Estado por los retornos del dinero adeudado.

El fiscal también pidió que se disponga “la formación de una causa separada para la continuación y tratamiento de la maniobra fraudulenta”, e instó al juez al “seguimiento y rembolso del total del dinero adeudado en concepto de ICL que hoy día ronda los 8.900 millones de pesos”. Ahora la definici?ón  sobre las indagatorias quedó en manos del juez Julián Ercolini, que tramita la causa original desde 2008.

Para Echegaray, que hasta hace pocas semanas se vanagloriaba de no haber sido llamado a indagatoria durante los doce años de kirchnerismo,  significa la confirmación de su mal momento en Comodoro Py. Ayer, el juez Sebastián Casanello lo había llamado a indagatoria por la ruta del dinero K.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here