La entidad indicó que desde el 7 de agosto, cuando el presidente Valdimir Putin impuso el cierre por un año, ”se está recibiendo gran cantidad de pedidos de empresas rusas de primera línea, buena parte de ellas proveedoras de cadenas de supermercados que tiene exclusividad con importantes marcas europeas”.

El nuevo escenario de oportunidades en el mercado ruso fue también ponderado por el gobierno y las grandes empresas, que esta semana concretarán una misión conjunta a Moscú, de la que participarán los ministros de Industria, Débora Giorgi; de Agricultura, Carlos Casamiquela; y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco, entre otros funcionarios.

Más allá de los resultados de la misión para ganar posición ante el cierre de los mercados, las empresas rusas ya enviaron consultas y pedidos sobre alimentos como quesos de todo tipo tanto en hormas como en embalaje final para góndola; vinos, frutas lácteos en general, con preponderancia en yogur bebible, natural y leche descremada en polvo; pasta de alta calidad; conservas vegetales; productos de confitería; pescados, embutidos y derivados.

LEÉR MÁS  FifaGate: Burzaco relató como fueron los millonarios sobornos de Grondona

”Invitamos a todos los sectores productivos del país a capitalizar esta extraordinaria oportunidad”, publicó hoy Caciar en su página web, en la que explicó que las importaciones rusas involucradas en el cierre de esos mercados equivalen a 18.236 millones de dólares, que el país pretende reorientar desde América latina.

De acuerdo con la evaluación de la cámara, la situación pone a los productores locales ”en una posición privilegiada, ya que es necesario satisfacer la gran demanda que tiene el mercado ruso de mercaderías que Argentina podría abastecer”.

Al respecto, precisó que más allá de los productos que Argentina ya exporta a Rusia, existen oportunidades en otros rubros, como aceite de oliva, pastas o productos gourmet.

LEÉR MÁS  Calificaron de “histórico” al pacto fiscal

El coordinador general de la entidad, Matías García Tuñón, indicó a Télam que uno de los rubros que se puede profundizar, dependiendo de la capacidad productiva local, es el de las carnes, en el que Argentina ”está jugando fuerte en Rusia desde el año pasado, con el envío de cortes enfriados, lo que implica mayores ingresos que la venta de los congelados”.

Al respecto, el especialista en ganados y carne Víctor Tonelli señaló al canal ruso RT en español que ”Rusia siempre fue un mercado muy importante para Argentina tanto en volúmenes, que son consistentes a lo largo del tiempo, como por el buen valor por el tipo de corte que lleva”.

”Los cortes enfriados pueden competir con Europa por lo que yo miraría a Rusia con mucho interés”, resaltó el especialista.
En cuanto a los envíos de frutas, Horacio Frangi, de la empresa Gomila Group, exportador de cítricos asociado a Caciar, estimó que por la cantidad de pedidos para las próximas semanas la empresa tendrá ”una temporada muy larga con Rusia”.

LEÉR MÁS  Citarían a Aníbal Fernández para declarar en la causa FIFAgate

La decisión del gobierno ruso abre la posibilidad de cambiar el resultado y la composición de la balanza bilateral, que el año pasado sumó 2.440 millones de dólares, con un déficit para Argentina producto de importaciones por 1.724 millones y exportaciones por 716 millones, según datos de la Aduana, publicados por la cámara.

El intercambio fue creciente y superavitario hasta 2011, con una caída tanto de exportaciones como de importaciones en 2009.
En 2010, la balanza comenzó a recuperarse y al año siguiente se revirtió el resultado para iniciar la tendencia deficitaria, causada, principalmente, por la importación de gasoil ruso, según indicó García Tuñón.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here