A horas de la presentación de Alberto Nisman en el Congreso, el oficialismo y la oposición pelean por el nivel de exposición que tendrá el informe: el kirchnerismo pretende que la audiencia se realice a puertas abiertas, pero la titular de la comisión aseguró que el encuentro será sin público y vedado a los medios de comunicación.

El fiscal especial fue convocado (este lunes a las 15) para brindar información sobre la imputación que realizó a la presidente Cristina Kirchner y su canciller Héctor Timerman por el delito de ”encubrimiento” en el marco de la causa AMIA. Y al aceptar la convocatoria pidió que se lleve a cabo bajo reserva para poder revelar secretos de los servicios de inteligencia.

”La reunión será reservada y así lo voy a mantener”, garantizó Patricia Bullrich. ”Pueden insistir, pueden decirlo, pueden pedirlo. Pero hay muchos antecedentes que marcan que la presidente de la Comisión decide”, fundamentó la legisladora opositora.

Para dar un ejemplo de ello, recordó: ”Así fue cuando Axel Kicillof se presentó para informar sobre la deuda y no quería que la información llegara a los fondos buitre”.

”La prensa podrá entrar cuando termine la reunión. Y él (por el fiscal) sabrá qué es lo que contesta públicamente”, indicó -en declaraciones al diario Clarín- la titular de la Comisión de Legislación penal de la Cámara de Diputados.

Por su parte, el oficialismo, que decidió concurrir ”con la mayor cantidad de integrantes posibles del bloque” al encuentro convocado por la oposición, pretende que no haya secretos.

La diputada Diana Conti señaló que ”Bullrich puede hacer una reunión privada en su casa, pero esto es un encuentro de comisión y es público”. Así reclamó que Nisman ”conteste cara a cara y a la opinión pública”.

Además advirtió que el Frente para la Victoria irá ”con los tapones de punta, como corresponde”, con el objetivo de ”hacer preguntas muy concretas para que se caiga el velo de lo que hay detrás de esta actuación, y que las falsedades que está sugiriendo queden expuestas con claridad”.

La legisladora sentenció que la denuncia de Nisman es ”una jugada política que no tiene pie ni cabeza”. Y adelantó que los diputados oficialistas buscarán saber, entre otras cuestiones, si el fiscal ”ha hecho una actividad de escucha ilegal”.

En tanto, el líder de Quebracho, Fernando Esteche, quien está señalado como uno de los ideólogos de parte del plan de encubrimiento para desligar a Irán de la responsabilidad del atentado a la AMIA, anunció que concurrirá este lunes a la reunión de comisión en Diputados.

”Si nos dejan entrar vamos a ir al Congreso a escuchar al fiscal y las cosas que diga” en el marco de la reunión de Comisión de Legislación Penal. De todos modos consideró que las acusaciones de Nisman ”son inconsistentes, un disparate que no tienen ningún sustento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here