Pequeñas historias de locura común

Pequeñas historias de locura común

Por Paule V. Sales

Mientras la vicegobernadora Monteiro llora de día frente a las cámaras por la elección de un juez de segunda instancia misógino y condescendiente con la violencia machista y los femicidas, cerca del candidato a presidente en campaña que promete lo que no cumple, Monteiro ríe y ríe, junto al protoautoritario Petri.

En la foto se ven ambos sonrientes y relajados. Ella sin vestigios de lágrimas seguramente ensayadas con alguna hermana profesora de actuación. En la fiesta del Parque O’Higgins, rodeados de rubias señoras de la quinta, que van por sus propios medios y no prueban un chori ni con guantes, hay banderas argentinas, y patricias mendocinas y cartelitos escritos en cartulina que dicen que «si se puede» pero no dicen qué si se puede.

Desde el sur santo y lefebvrista, el gobernador con mandato casi cumplido, le dice a los periodistas lo que deben hacer, les hace saber que son unos estúpidos, le indica que no pueden repetir como loros lo que sus críticos dicen y les pide que contesten «qué puta tiene que hacer Macri y Fernández en una elección provincial».

Una semana después, el líder de piernas cortas e ideas al tono, invita a su candidato escondido, desmintiendo con el codo lo dicho antes, con casco protector, por las dudas.

Así son las cosas en esta tierra del lejano y salvaje oeste. En donde unos la van de modernos y otros quieres desmentir a los conservadores. Tierra de acequias, tapadas con basura. De piolas de televisión, de voceros y periodismo pre pago.
Tierra de artistas que se quejan del Nerón del Hipotecario, ladrillero y precámbrico y de su perro obediente Canitos, pero cuando los invitan a prestar el nombre propio para una sala de arte o fotografía, dejan las críticas de lado y se transforman en aplaudidores seriales ( salvo una honrosa excepción).

LEÉR MÁS  Cientos de miles de mujeres en el mayor encuentro

Así son las cosas en esta tierras donde los que predican «el amor vence al odio» no votan a su candidata porque es mujer, y es joven, y no tiene experiencia en gestión pero por eso mismo no tiene historia de roscas y conciliábulos. No la votan a pesar de declamar «unidad unidad» y se ponen en evidencia cuando se cuentan los votos y los intendentes «mismo palo» tienen más porotos que la que les ganó los puntos del envido.

Tierra de los que quieren pasar por ingenuos pero se garantizan que cada ingenuidad quede refrendada frente a las cámaras de los diarios y la TV, adelante de periodistas como cohorte de adulones que se mueven tracción a pautas oficiales.

Geografía desértica la nuestra, donde candidatos, frecuentadores del tercer tiempo, sin ninguna posibilidad de ganar seguidores, se presentan a elecciones con consignas de defensa de consumidores y víctimas de las empresas monopólicas de servicios públicos esenciales y votan en contra de lo que anuncian, en contra de lo que prometen, en contra de su base de sustentación, en contra de sus representados. Y se hacen los cancheros desde las pantallas, con megáfonos y a los gritos, con frazadas como ponchos. Muy gauchescos los chicos picapleitos.

Lo peor que les ha pasado a los macristas por estos tiempos es que de tanto inventar un discurso lleno de datos falsos, irrealidades, construcciones artificiales, trols y fakes news para convencer electores, se terminaron creyendo ellos mismos sus propias mascaradas.

Prometer y anunciar desiciones a futuro imperfecto es una cosa. Decidir como presidente que es ahora, es algo diferente. Busca votos prometiendo mejoras laborales y firma reducción de indemnizaciones por decreto, promete apoyo a demandas de género y luego dice que defiende las «dos vidas», o sea el aborto ilegal. Promete bienestar y seguridad y comienza a pedir el DNI en estaciones de trenes para fomentar el control, la violencia policíaca y la discriminación.
Macri candidato propone medidas que Macri presidente no lleva a cabo.
Actúa como opositor del gobierno que él mismo preside y conduce.
Sus acciones no son errores de quién no maneja todas las variables. Sus decisiones son aciertos de un plan bien articulado y pensado.

LEÉR MÁS  Ecuador busca la vuelta a la normalidad luego del acuerdo del gobierno con las organizaciones civiles para que deroguen decreto que dio inicio al conflicto

Dentro del marco de la gira por su fiesta de despedida, en Mendoza, Macri dijo a quienes estaban allí: «¿Qué creen que pensaba San Martín al cruzar la Cordillera de los Andes? ¿No, no se puede? o ¿Sí, sí se puede?»
Su único adversario electoral con posibilidades le contestó: «Presidente: nuestros héroes, con San Martín a la cabeza, lucharon por librar a nuestra Patria y a nuestro continente de una monarquía que nos sometía. Usted solo supo entregar al país al FMI y a acreedores externos. Se podía hacer otra cosa. Nada heroico hizo usted», le dijo Fernández.

Finalmente, algo fue superador de las palabras del presidente en sus últimos días en ejercicio. Elisa Carrió anticipó que el 27 de octubre a las seis de la tarde anunciarán el triunfo de Macri aunque todavía no sepan el resultado.
La inagotable capacidad de vivir en mundos fantaseados de Carrió y sus acólitos es sorprendente.
Macri podría cerrar este capítulo en la historia, antes de su intento de fuga, con una fantasía final si vuelve a decir que la elección jamás sucedió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here