”Todo el que trataba con el (anterior) Gobierno sabía que en ese ministerio había graves problemas de corrupción. Lo de ayer lo grafica en forma muy evidente”, señaló Marcos Peña, el día después de la detención de José López, ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo.

El jefe de Gabinete aclaró que el esquema de corrupción iba mucho más allá del ministerio de Planificación que conducía Julio De Vido. Era en realidad un esquema que se repetía a lo largo y a lo ancho de la anterior gestión. ”Había una enorme falta de transparencia y, evidentemente, un diseño para quedarse con fondos públicos”, consideró.

El funcionario macrista advirtió que ”la estrategia del kirchnerismo” es decir que en la Argentina ”somos todos corruptos”. ”Pero no somos todos corruptos. No es todo lo mismo. Rechazamos esa estrategia. No es correcto tratar de arrastrar a todo el mundo al mismo lugar. Tienen que hacerse cargo y dar explicaciones a la ciudadanía”, pidió.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

Pero el kirchnerismo no fue el único apuntado por Marcos Peña. La Justicia, los empresarios, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto tendrán que responder por lo sucedido en la década anterior.

 Lo que pasó termina con la discusión acerca de si había o no había corrupción

”Si hay sectores empresarios que convivieron con el tema, deberán dar explicaciones. Lo mismo si hay sectores judiciales que se hicieron los distraídos o si hay sectores mediáticos. Toda la sociedad tiene que hacerse responsable de lo que nos pasó para que no lo volvamos a vivir”, pidió, en diálogo con los periodistas Romina Manguel y Eduardo Anguita en Radio Nacional.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

De todos modos, la mano derecha de Mauricio Macri consideró que la insólita detención de López –en un convento, con millones de dólares, joyas y un arma- terminó por cerrar un debate en la Argentina: ”Lo que pasó ayer termina con una discusión acerca de si había o no había corrupción con la obra pública kirchnerista”.

”Está claro que hay una percepción de que no hay más impunidad en la Argentina. Si tienen enormes sumas de dinero de la corrupción, tarde o temprano la Justicia los va a agarrar. No hay donde esconder eso, por más conventos que traten de utilizar”, dijo.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

Peña destacó que el significativo avance en las causas de corrupción se produjo gracias a que el Presidente dio libertad a los jueces para avanzar con sus investigaciones. Consideró, sin embargo, que los magistrados deben ser aún más expeditivos: ”Es importante que la Justicia avance de manera más veloz de lo que ha sido hasta ahora. Son muchos años que estas denuncias están dando vueltas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here