PCC: La organización narco detrás de las supuestas amenazas a Macri

El Ministerio de Seguridad habría recibido datos sobre la infiltración en Argentina de 30 miembros del grupo criminal más poderoso de Brasil.

El cierre de filas de la custodia de Mauricio Macri comenzó con un acto sospechoso que no pasó a mayores: en el Tedeum del jueves pasado, un ciudadano de origen francés se inscribió en el coro de la misa y levantó alertas al hacer demasiadas preguntas a sus compañeros sobre la ubicación del Presidente durante la ceremonia.

Sin embargo, un dato paralelo hizo que la decisión de reforzar el cuidado personal de Macri se mantuviera: informes sobre la supuesta infiltración en Argentina de miembros del grupo narco más poderoso de Brasil. Habrían recibido pistas sobre el ingreso a la provincia de Corrientes de 30 “soldados” del Primeiro Comando da Capital (PCC).

ORGANIZACIÓN CARCELARIA

El germen del PCC fue la Penitenciaría de Taubaté (también conocida como “Piranhao”) en la ciudad brasileña de São Paulo. Allí, un grupo de prisioneros decidió fundar el grupo con una idea casi política: la de “combatir la opresión del sistema carcelario”.

En sus primeros años, sus acciones se limitaban a motines aislados, pero luego escalaron a los atentados en serie contra edificios públicos como acción intimidatoria.

Para financiar estas actividades delictivas, se creó una red de recaudación externa que incluye, entre otras actividades, el narcotráfico y el robo de bancos.

LEY “TUMBERA”

El PCC adhiere tiene una especie de “código de honor” que deja bien en claro que una de sus metas es consolidarse “a nivel estatal y, a medio a largo plazo, a nivel nacional”. Además, establece que su fin último es unir a los presos de todos los establecimientos penales del estado de São Paulo en “una guerra sin tregua y sin fronteras hasta la victoria final”.

Deja un comentario