Para Mauricio Macri, Cristina Fernández encabeza una régimen autoritario. Más autoritario que el del genocida Jorge Videla y los tres dictadores que lo sucedieron hasta 1983. ”El más autoritario de los últimos 50 años”, según el nuevo exabrupto salido de la boca del jefe de gobierno porteño. Nublado por la campaña que lo tiene alternando, a diario, una inauguración con una confrontación discursiva con la Rosada, en un indisimulado intento por recuperar el terreno electoral que perdió en las PASO, y mantener vivo así su sueño presidencial, Macri soslayó algunos de los efectos más devastadores del terrismo de Estado que experimentó Argentina. Entre ellos, los 30 mil detenidos desaparecidos, 500 bebés apropiados a los que se les robó la identidad, el exilio forzoso de decenas de miles de personas y la instauración de una economía excluyente en lo social y de la que Socma y Sevel, compañías que pertenecían a su padre, Franco, y de las que el actual alcalde porteño fue accionista y directivo, fueron unas de las más beneficiadas por la dictadura cívico-militar.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here