”Lo de Caló ya está definido”, confirmó el líder del gremio Luz y Fuerza, Oscar Lescano, quien explicó que ”el triunvirato ya se abandonó, ahora se volvió al unicato”. De acuerdo a esta confirmación, Antonio Caló será el secretario general de la CGT.

Los comicios de dicho sector de la CGT se llevarán a cabo en el microestadio de Obras Sanitarias, con el objetivo de formalizar la elección de las ”nuevas autoridades” de la central obrera.

Caló aclaró que siempre abogó por ”la unidad” del movimiento obrero, por lo que hizo un llamado ”a la cordura” de todos los dirigentes para superar las divisiones en la CGT y admitió que ”tanta división debilita”, aunque remarcó que más que una división es un ”distanciamiento”.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

En el Congreso Normalizador de la CGT se elegirá a la conducción para el período 2012-2016.

Del ”triunvirato” al ”unicato”

Por un lado, los ex aliados de Hugo Moyano, hoy agrupados en el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), reclamaban junto al gremio de metalúrgicos que el titular de la UOM, Antonio Caló, sea el único secretario general. En tanto, los ”Gordos”, buena parte de los ”independientes” y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo pedían que haya un triunvirato.

”Siempre estoy a favor de una conducción unipersonal, siempre digo medio en serio, medio en broma, que un cuerpo con tres cabezas es un monstruo, no es un cuerpo”, dijo Caló en el acto de asunción de su tercer mandato al frente de la Unión Obrera Metalúrgica, al ser consultado sobre cómo será la conducción.

LEÉR MÁS  Corridas, piedras y gases durante el tratamiento de la reforma

En tanto, el referente de los ”Gordos” y titular de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, insistía hasta ayer con ”mantener la idea de una conducción de tres partes, una CGT con tres dirigentes centrales”. De concretarse la dirección tripartita, buscarán que sea encabezada por el propio Caló, el titular de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, y el líder de Sanidad, Héctor Daer.

En cambio, el MASA insistía en que un liderazgo compartido podría debilitar a la nueva central y fomentar las internas entre dirigentes.

Cinco centrales
Después de la elección, se concretará un escenario impensado hasta hace unos meses: habrá cinco representaciones gremiales en todo el país.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Con la fractura de la CGT, el movimiento obrero en la Argentina cuenta con la denominada CGT Balcarce que tiene a Moyano al frente, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) de Pablo Micheli, la de Hugo Yasky y la llamada Azul y Blanca con Luis Barrionuevo como titular.

Sin embargo, la CTA de Pablo Micheli y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo no son reconocidas por el Ministerio de Trabajo como interlocutores válidos.

En cambio, tal como fue el caso del Consejo del Salario Mínimo, la Central de los Trabajadores de los Argentinos conducida por Hugo Yasky y la nueva CGT sí son parte de la mesa de invitados para discutir políticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here