En aquella oportunidad, Macri reveló en conferencia de prensa que el aborto no punible estaba programado para el día 9 en el hospital Ramos Mejía, lo cual permitió a grupos antiabortistas detener la operación con un recurso judicial y organizar una campaña de presión pública contra la paciente, de 32 años.

La actitud del jefe de gobierno fue denunciada por la diputada porteña María José Lubertino, del Frente para la Victoria, pero el juez en lo correccional Raúl García, archivó el caso por falta de una imputación para encuadrar el hecho en una figura penal.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

La decisión fue apelada por la fiscal de instrucción Dora Olivieri, lo que fue apoyado por el fiscal de cámara Eduardo Itoyz y aceptado por la Sala VI de la cámara, que consideró prematuro haber archivado la denuncia.

”Compartimos la postura del representante del Ministerio Público Fiscal, por cuanto resulta necesario citar a la denunciante (Lubertino) para delimitar, en la medida de lo posible, el objeto procesal a investigar”, indicó el tribunal.

La legisladora dijo a Télam que agradecía que la cámara haya ordenado que la investigación continuara.

LEÉR MÁS  Macri: “Es una locura lo que están haciendo los empresarios con los precios”

En opinión de la legisladora, Macri violó sus deberes como funcionario público, lo cual obstaculizó la operación y puso en riesgo a la paciente dado que facilitó el accionar de grupos llamados ”Pro vida” que ”a veces pueden ser violentos”.

Lubertino responsabilizó además a la ministra de Salud, Graciela Reybaud, por la dilación de la operación y al director del Ramos Mejía, Carlos Mercau, porque el capellán del hospital accedió a los datos de la paciente y los utilizó para organizarle una misa en la puerta de la casa.

LEÉR MÁS  El Papa y una indirecta al Gobierno por la ley de medios: “Así empiezan las dictaduras”

La mujer, que había denunciado ser víctima de trata y haber sido violada, logró un fallo favorable de la Corte Suprema y pudo interrumpir su embarazo en otro centro médico semanas más tarde.

Una denuncia similar fue presentada por los legisladores porteños Laura García Tuñón, María Elena Naddeo, Gabriela Alegre, Gabriela Cerruti, Alejandro Bodart y Tito Nenna, acompañada por la secretaria general de la central docente Ctera, Estela Maldonado, y le exdiputada Cecilia Merchan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here