Observatorio del Trabajo: fuertes críticas a la reforma

Por Facundo Ojeda Izaguirre

Durante la mañana de ayer el Observatorio del Trabajo desarrolló su postura sobre el proyecto de reforma laboral que impulsó el Gobierno nacional.

La cita fue a las 11 de la amañan en el Sindicato Argentino de Televisión y Diario Somos estuvo en el lugar para dialogar con los especialistas. El primero en tomar la palaba fue “Pepe” Álvarez, adjunto de Marcelo Aparicio, secretario general del Sindicato de Televisión en Mendoza, quien dijo: “Se ha estado evaluando con los compañeros de observatorio sobre lo que implicaría y el daño que esta reforma provocaría en los trabajadores”.

“Deberíamos preguntarnos todos y cada uno si realmente se sienten beneficiados con esta reforma. Ni los trabajadores, ni la sociedad en general se verán beneficiadas, sino por el contrario, afectados”, continuó. El hombre aseguró que los trabajadores están siendo “demonizados” y que los grandes medios de comunicación, que representan a las grandes corporaciones económicas, están encubriendo esto.

“Con esta reforma laboral el Estado Argentino va a terminar gastando más que antes, y por ende tendrá que tomar mayor deuda. Este proceso ya lo vivimos en los 90 y explotó en el 2001. Si seguimos así Argentina va a entrar en default”, concluyó.

En tanto, Lucas Gómez Portillo, presidente de la AAJUS (Asociación Abogados y Abogadas por la Justicia Social), comentó: “Esto no es nuevo, en 1976 tuvimos una primera avanzada que arremetió contra la Ley de Contrato de Trabajo. Nos preocupa que estamos en una avanzada similar a los que sucedió hace 40 años”. “No puede haber regresión sobre los derechos de los trabajadores, es esencial.  Todas las medidas terminan impactando en el Sistema de Seguridad Social (ANSES) y que se sentirán más el año que viene cuando percibamos el aumento en las tarifas y el recorte de presupuesto (por ejemplo, en transporte el recorte será del 19%)” , agregó.

LEÉR MÁS  El Gobierno y los sindicatos se reúnen para reanudar la negociación paritaria

Finalmente, a modo de contexto, el joven abogado explico que el modelo en que se basa la Reforma es el que fue tomado en México o Colombia. “En México desde los 80 sufrió reformas mucho más profundas que las que se dieron acá en los 90 pero que tienen muchos puntos en común con la reforma actual. En ese país, desde ese momento no paró de caer el salario real. En Argentina, por ejemplo, el salario mínimo ronda los 500 dólares, en cambio en el país azteca es de 100. Si se continúa con esta reforma el poder adquisitivo real de los trabajadores va a caer como sucedió en México”, expresó.

Gómez Portillo destacó que la reforma “supuestamente va a permitir tener un mayor trabajo registrado, pero si nos guiamos con los antecedentes de México, vemos que allí el trabajo informal o en negro supera al 60%. Con estos números va a colapsar el sistema de seguridad social”.

Entre algunos de los puntos que se destacaron desde el Observatorio del Trabajo, nos encontramos con el ”blanqueo laboral”, que favorecería la evasión y otorgaría facilidades a aquellos empleados que no cumplen con las leyes laborales. El borrador establece un período de un año para realizar el blanqueo, con costo 0 durante los primeros seis meses y un descuento del 70% en los restantes. Además, este excluye de aportes patronales a los salarios brutos de hasta $11.500. Propone que las empresas que regularicen a sus trabajadores dentro de los 360 días una vez que la ley entre en vigencia, sea vean beneficiados con la imposibilidad de sufrir acciones penales y judiciales, dándoseles de baja del Registro de Empleadores con Sanciones Laborales, entre otros.

LEÉR MÁS  ARA San Juan: la jueza deslindó a Macri de toda responsabilidad penal

Otro punto largamente debatido fue el de la reducción del plazo para poder iniciar juicios laborales. Los gremialistas afirmaron que con esta nueva reforma, el plazo se acortaría a un año (actualmente es de 2 años).

Finalmente, Marisa Uceda, abogada laborista y una de las referentes del movimiento sindical, se explayó sobre el punto de la reforma que pide por una cooperación entre las partes para promover esa actividad productiva y creadora que constituye un valor social compartido, generador de derechos y deberes recíprocos.

“El proyecto tiende a modificar la concepción de trabajo pretendiendo igualar al trabajador con su empleador. Esto desconoce el principio de irrenunciabilidad y progresividad”, explicó la abogada.

La conferencia contó con la participación de integrantes de la SATSAID (Sindicato Argentino de Televisión), la SECASFI (Sindicato de la ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria), el Sindicato de Artes Gráficas y Afines, la Corriente Federal de Trabajadores, el Centro de Estudios Laborales de la Universidad Champagnat y la Bancaria, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here