Nueva ruta de dinero K: investigan a Lázaro Báez por más de US$ 120 millones

Se trata de operaciones bancarias en España y los Estados Unidos del financista Elaskar, el abogado Chueco y el contador Pérez Gadín, entre los años 2007 y 2015

Aparte del movimiento de sumas millonarias en Uruguay, en el Principado de Liechtenstein y en la Confederación Suiza, la Justicia investiga otra ruta del dinero que implica a Lázaro Báez y a su entorno: transacciones bancarias realizadas en España y en Estados Unidos por más de 120 millones de dólares -casi el equivalente al patrimonio declarado por el empresario K-.

Burlando los controles de las agencias nacionales, el contador Daniel Pérez Gadín y el abogado Jorge Chueco -hombres de confianza de Báez presos como él- fueron los responsables de los principales movimientos de dinero, que ocurrieron entre 2007 y 2015.

Otro conocido de los argentinos, el financista Federico Elaskar, también participó de los movimientos, que además tienen conexión con una presunta cuenta en Suiza de los hijos de Báez.

Según detalla el diario Clarín, preso hace un año, Báez suma pruebas en su contra en la causa por lavado de activos que lleva el juez Sebastián Casanello.

La Ruta del Dinero K tiene ahora dos nuevos destinos en los que se registraron operaciones por 97.400.753 dólares, sólo realizadas por Elaskar y otras por más de 23 millones de dólares del abogado y del contador del empresario K, según información aportada a la causa y que es investigada por el Magistrado.

Se trata de movimientos de dinero que algunos de los imputados realizaron en Estados Unidos y en España. A Federico Elaskar, procesado por lavado, se le detectaron -entre julio de 2007 y octubre de 2015- movimientos en 38 cuentas en entidades bancarias en Estados Unidos, por un total de 97.500.000 dólares.

Lo que rastrea la Justicia es la vinculación de estas operaciones con Lázaro y Martín Báez, como también con el financista Ernesto Clarens y la firma Helvetic Services Group, controladora a su vez de la financiera SGI, “la Rosadita”.

El abogado Jorge Chueco, también detenido desde el año pasado, habría movido 215.000 dólares entre enero de 2007 y noviembre de 2013, a través de nueve transacciones.

Según la documentación aportada a la investigación, los originantes de dichas transferencias habrían sido una institución educativa de Chile y una empresa de telecomunicaciones de Italia.

Leonardo Fariña había consignado en la ampliación de su indagatoria parte de estos datos que comienzan a tomar forma. La Justicia está atrás de los mismo.

Deja un comentario