Primer presidente constitucional luego de la dictadura, supo revalorizar la vida en democracia y preservar la paz, amenazada por un conflicto limítrofe con Chile.

Heredó una gigantesca deuda externa y una estructura de servicios públicos artificialmente endeudada. Luego de un enfrentamiento inicial con el FMI, se avino a sus dictados, con lamentables consecuencias para el país, para el pueblo y para su propio gobierno: en medio de una hiperinflación incontrolable, fue víctima de un ”golpe de mercado” y tuvo que anticipar su salida del poder, lo que redundó en su desprestigio.

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

Hombre de fuerte carácter y estilo confrontativo, defendió con tesón sus ideas hasta en situaciones sorprendentes, como trabar una polémica cara a cara en Estados Unidos con el presidente Reagan o subir al púlpito de una iglesia para retrucar un sermón que le había parecido ofensivo.

No obstante su retroceso frente a las presiones militares, el Pacto de Olivos con Carlos Menem o el acuerdo con Eduardo Duhalde para la pesificación asimétrica, en sus últimos días, disfrutó el reconocimiento general que tanto merecía. Había nacido en Chascomús el 12 de marzo de 1927.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here