El Diario Los Andes de la época indicaba: ”Dijo que no puede hacer milagros y que muchos de los homicidios no los puede evitar el Estado. Le pidió a la Justicia que se corresponsabilice para romper con el círculo vicioso de la impunidad.

Cornejo no hace milagros, Grillo tampoco y Cobos tampoco”. Con esta frase, el ministro de Justicia y Seguridad entrante, Alfredo Cornejo, trató de bajarle las expectativas a su arribo al área más caliente de la gestión radical.

”Hay cosas que son inevitables. De los 29 homicidios que dejó enero hay por lo menos 19 que no eran evitables por parte del Estado porque fueron producto de riñas personales o crímenes pasionales.

En estos casos, el esfuerzo que haga la Policía es inútil”, agregó Cornejo, quien aseguró que ”el delito no va a bajar” .

El objetivo central de Cornejo será romper con el círculo vicioso de la impunidad, que según sus palabras se produce porque los delincuentes piensan que el Estado no sólo no los va a investigar, sino que además no los va a castigar. En segundo lugar, y a corto plazo, quiere bajar la sensación de inseguridad, que está por la nubes y echó a Grillo.

LEÉR MÁS  El posteo de Macri en la campaña de 2015 sobre los jubilados que se viralizó

Ayer, Cornejo habló de estos temas con cinco de los nueve ministros de la Suprema Corte de Justicia y con el Procurador, Rodolfo González. Lo acompañó quien podría ser su subsecretario de Justicia, el abogado Alejandro Acosta.

-¿De qué manera debe trabajar la Justicia para romper con este circuito de la impunidad?

-En la primera etapa de investigación de los delitos participa el Ejecutivo y en la segunda aparece la administración de Justicia. Creo por eso que tenemos responsabilidades conjuntas, el Ejecutivo más que el Judicial, pero la administración de justicia tiene responsabilidades. Cuando logremos que de cada 10 delitos, 9 tengan esclarecimiento el Estado será disuasivo. Pero si, a la inversa, el circuito de impunidad se alimenta de delitos en su mayoría no esclarecidos se genera mayor inseguridad. Esta es una oportunidad que, tanto la Policía, que dependerá de mí, como la Justicia, que está representada en la Corte, tenemos para corresponsabilizarnos y trabajar en forma conjunta.

LEÉR MÁS  Tratamiento de la Reforma Previsional: una jueza prohibió el uso de armas de fuego a la policía

-¿Va a dejar algo de lo que hizo Grillo?

-Vamos a modificar algunas de las cosas que se están haciendo, pero vamos a continuar con lo que se está haciendo bien. Vamos a implementar algunas medidas que coordinadas entre sí podrían bosquejar un plan de seguridad. Pero son medidas que bien gestionadas pueden dar resultados sin necesidad de llamarle grandilocuentemente a esto un plan de seguridad.

-¿Va a reflotar la política de Estado en materia de Seguridad?

-Es una de las prioridades. Creo que todos los actores viejos y nuevos debemos comprender que las circunstancias han cambiado. Hoy es diferente al ’98 ó ’99, que se trazó con dos leyes movidas por la revuelta policial. Hoy ya no se trata de subordinar la policía al poder político. Eso se logró. Pero no se consiguió con esta política una eficiencia en el funcionamiento de la policía, en la administración de justicia, ni en muchos objetivos que la gente está reclamando. Por eso hay que reformular la política de Estado y bienvenidas las propuestas que haga la oposición. Hay que buscar un nuevo compromiso, para que esto deje de ser un chiquero donde todos nos tiramos la responsabilidades sobre los lamentables hechos delictivos. La oposición deberá tener prudencia y deberá hacer propuestas concretas y efectivas y el Ejecutivo deberá estar plenamente dispuesto a compartir y consensuar”.
Diario Los Andes/ 2 de febrero de 2005.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here