No somos un cuadro de fútbol para que nos saquen roja”

 

Durante su discurso en la 67º Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se refirió a la crisis económica mundial y le respondió a la titular del FMI, Christine Lagarde, quien, apelando a la jerga futbolera, había asegurado que Argentina recibirá una tarjeta roja si no se avanza en las estadísticas oficiales.

”Quiero decirle que esto no es un partido de fútbol, sino la crisis económica y política más grande vesde la década del ’30”, sostuvo Cristina, quien luego, continuando con la ironía futbolística, afirmó que, en materia de tomar responsabilidades, es mucho mejor el rol del presidente de la FIFA que el de los directores del FMI.

”Mi país no es un equipo de fútbol, sino una nación soberana y no va a ser sometida a ninguna presión ni amenaza”, remarcó la mandataria, quien también explicó que su rol en la ONU no es el de dar lecciones, sino simplemente contar la experiencia de un país que vivió situaciones similares a las que están viviendo otras naciones del mundo desarrollado.

”No nos creemos maestros de nadie pero, como miembro del G20, tenemos que tomar medidas que no se han tomado”, agregó al respecto.

Además, como mientras que la Presidenta disertaba, en España los indignados eran reprimidos por repudiar las políticas de ajuste de Mariano Rajoy, la mandataria sostuvo que reclaman por las mismas recetas ortodoxas que se vienen aplicando desde hace décadas.

”Desde Argentina hablamos con conocimiento de causa, porque hemos sido víctimas de las políticas neoliberales”, reflexionó. Y agregó que Argentina llegó a deber el 160 por ciento de su Producto Bruto Interno, ”producto de políticas de endeudamiento cotidiano”.

”En la década del ’90 la Argentina fue exhibida como un ejemplo a seguir y luego de 2001, le soltaron la mano. No estamos ante un problema económico, estamos ante un problema político por la falta de liderazgos para encontrar soluciones, respuestas y nuevos modelos para superar las crisis. Sabemos del enojo de algunos organismos multilaterales con Argentina”, manifestó Cristina, tras remarcar que ”no hay que enojarse, sino que hay que entender los errores y corregirlos”.

LEÉR MÁS  Macri se reúne con su gabinete en Olivos

Hacia el final de su discurso y como se esperaba, la Presidenta se refirió al conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas: ”En próximo enero se va a cumplir 180 años de la usurpación. No estamos pidiendo que nos digan que tenemos razón, sino que se sienten a dialogar y podamos desmilitarizar el Atlántico Sur”.

Además, en nombre del pueblo argentino, ratificó su repudio al asesinato en Bengasi (Libia) del embajador estadounidense en ese país, Chris Stevens: ”Este hecho tiene que servir para entender la necesidad de tener políticas diferentes orientadas a construir una paz duradera y verdadera y que antes de elegir el lenguaje de las armas, se elija el de la diplomacia”, sostuvo la mandataria.

Tras pronunciar su discurso ante la Asamblea, la Presidenta se reunirá con Ban Ki-moon y posteriormente, en lo que será su único encuentro bilateral, con su par de Egipto, Mohamed Morsi.

La titular del Poder Ejecutivo nacional destinó buena parte de los últimos días a preparar el discurso, ya que el debate es la ocasión que tiene cada país de presentar su parecer sobre la política internacional a los ojos de todo el mundo.

En ese marco, la Argentina viene aprovechando el escenario para reivindicar las decisiones soberanas de su Estado, reclamar por los desactualizados mecanismos de decisión de los organismos internacionales (incluida la ONU) y para marcar las diferencias del nuevo momento político que atraviesa el país la región.

Asi  mismo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ante la Asamblea General de las Naciones Unidas que Argentina aceptará la invitación al diálogo realizada recientemente por la República de Irán por la causa AMIA.

”He decidido instruir a nuestro Canciller (Héctor Timerman) para que haya una reunión entre ambas cancillerías y espero resultados de esa reunión en cuanto a propuestas de cómo encaminar este conflicto tan profundo que data de 1994”, explicó Cristina.

La Presidenta ratificó que el atentado a la mutual judía es ”una llaga abierta” en la historia argentina y recorrió el camino realizado durante su mandato en la búsqueda de justicia.

LEÉR MÁS  Tinelli y su equipo de campaña: quiere ganarle a Vidal y si puede, sacarle la presidencia a Macri

”El atentado a la Amia es una llaga abierta. Estoy hablando de un atentado ocurrido en mi país y contra ciudadanos argentinos. Nosotros somos un ejemplo del cumplimiento de los derechos humanos. Ante la falta de respuestas del pedido de colaboración ofrecí que si la República de Irán no tenía confianza en la Justicia argentina se adoptara la doctrina del caso Lockerbie, un tercer país para que se desarolle el juicio”, explicó.

A pesar de que esta propuesta no fue aceptada por la Nación iraní, Cristina anunció que el pasado 19 de septiembre hubo ”una invitación de Irán para dialogar sobre este tema”.

”Someteré al Parlamento argentino la propuesta que nos haga la República de Irán. Me siento comprometida con los familiares de las víctimas que son los que más respuestas necesitan. No voy a tomar ninguna decisión contra los familiares de las víctimas”, aclaró la mandataria.

”La Argentina va a tener el altísimo honor entre 2013 y 2014 de ocupar un lugar no permanente en el Consejo de Seguridad de este organismo. En ese lugar tienen que sentirse representados todos los países que aspiran a la paz, a la paz como un valor que se construye con justicia y verdad. No puede haber paz en un mundo desigual. Es obligación de esta Asamblea y del Consejo de Seguridad cumplir los estándares de igualdad para vivir en un mundo más justo”, concluyó.

Tras el discurso de Cristina, Diana Malamud, integrante de Memoria Activa, sostuvo a Radio América que la reunión con Irán ”abre la expectativa de que se pueda avanzar en la causa AMIA”.

”Sería muy provechoso que Irán decida colaborar con la Justicia argentina. Siempre hay que abrir puertas y no cerrarlas, porque estamos estancados desde hace 18 años”, explicó.

”Vale la pena investigar todas las pistas, aunque para muchas de las cosas que no se investigaron en su momento lamentablemente ya es muy tarde”, aclaró.

”Los familiares estamos abiertos a escuchar como siempre”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here