Presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, el oficialista Roberto Feletti niega que la reforma a la ley de abastecimiento atente contra el mercado. Asegura, en cambio, que contribuirá a controlar la inflación, dado que apunta a regular los abusos de las empresas con posición dominante.

-¿Por qué apoya la reforma?

-Es parte de un conjunto de leyes que apunta a proteger al consumidor y a las pymes de abusos de posición dominante en el mercado. La ley no quiere atentar contra el mercado, sino transparentarlo, hacerlo más democrático.

-¿Cómo contribuye la ley a evitar abusos?

-Permite que el Estado pueda regular el flujo de abastecimiento de productos hacia la población, sobre todo los insumos básicos, como los alimentos. Y permite identificar abusos de posición dominante o rentas extraordinarias. Desde el productor hasta el consumidor, a veces hay un enorme margen de intermediación, no justificado por la logística ni por el valor agregado en las etapas de producción, sino que es simplemente renta. No es justo que las políticas de demanda del Gobierno que ampliaron el mercado interno, como la asignación universal y la inclusión jubilatoria, terminen siendo apropiadas por un monopolio.

-¿No se corre el riesgo de ahuyentar inversiones?

-Una inversión se decide en función de si hay mercado para vender los productos.

-La ley prevé castigos para los aumentos de precios ”injustificados” y las ganancias ”abusivas”. ¿Cómo se determina eso?

-Hay que ver cuál es el margen de intermediación, la relación del precio con los costos. Si hay posiciones oligopólicas y se procura obtener una ganancia desmedida respecto del costo, hay una necesidad de regulación. Si no, resultan perjudicados los consumidores y las pymes.

-¿El Estado va a determinar qué es una ”ganancia abusiva”?

-Y sí. El otro dato por tener en cuenta es que muchos de estos monopolios son protegidos por las normas de administración del comercio. No se abre la economía para que compitan en un mercado internacional. Si nosotros administramos el comercio para proteger el empleo argentino, aplicamos políticas de demanda para inducir el consumo y todo termina en un monopolio, es bastante razonable que el Estado lo regule, porque si no estamos subsidiando la ganancia de ese monopolio.

-¿La ley de defensa de la competencia no es suficiente para evitar esos abusos?

-Hasta ahora no se ha mostrado eficiente.

-En todo el gobierno kirchnerista no se creó el Tribunal Nacional de Defensa de la Competencia.

-Eso sí es un retraso del Gobierno y ahora se busca resolverlo con este paquete de leyes.

-¿La ley puede contribuir a bajar la inflación?

-Sí. Si definimos que una parte importante de la economía se encuentra concentrada en pocos jugadores y que esos jugadores tienen conducta de renta monopólica, la regulación de esa renta va a impedir una suba abusiva de precios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here