El funcionario advirtió que hay que ser prudentes con el manejo de la información y planteó que “sería bueno llevar tranquilidad a los vecinos de Lima y Embalse”, donde están las centrales argentinas y que “tienen características distintas de las de Japón”.

Fatala aseguró en diálogo con radio Provincia que “la actitud y el comportamiento que tomó Japón para llevar adelante las primeras medidas ante la situación de crisis es lo que indica cualquier tipo de manual en estas condiciones”.

A su vez, consideró oportuno “llevar adelante el traslado de personas hasta los 30 kilómetros y la ingesta de la población de yodo”, tal como dispuso el gobierno nipón.

Explicó que “el yodo es un elemento que, al entrar en el cuerpo humano, termina saturando la concentración que el organismo puede asimilar, de modo que el yodo que entra después de esa ingesta es repelido y no es tomado por el cuerpo humano”.

“Las medidas que tomó Japón hasta acá es lo que habitualmente se hace ante un evento de este tipo”, insistió el funcionario y advirtió que puede haber una puja de intereses detrás de las versiones que, desde la Unión Europea, dan cuenta de un “Apocalipsis” en Japón.

Fatala recalcó que “habría que tratar de tener muy buena información para dar opiniones” y agregó que “Chernobyl era una central sin protecciones físicas, los sistemas de ventilación eran deficientes”, condiciones que no se dan en la central Fukushima de Japón.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here