La presidenta Cristina Fernández encabezó en Ushuaia el acto por los 33 años de la guerra de Malvinas. ”No habrá un 9 de julio completo hasta que no podamos recuperar las Islas Malvinas” aseguró la mandataria. Luego de aclarar que no es una utopía, la presidenta confió que las islas ”serán nuevamente parte de nuestro territorio”.

En el discurso recordó que durante sus años como legisladora, en el Congreso de la Nación muchos la llamaban ”la senadora Malvinera”, un apodo que siempre llevó con mucho ”orgullo”. Además anunció que se desclasificará toda la información archivada sobre islas Malvinas.

Del acto oficial participó la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, que fue la primera oradora. A su lado, Cristina Kirchner consideró que desde el 2 de abril de 1982 al día de hoy ”hay cosas vienen cambiando. Comenzamos a malvinizar nuestra historia. Que no significa un patrioterismo voyerista. Significa una nacionalidad madura que busca en el derecho internacional y, no en la militarización, el camino de la soberanía”.

Críticas a Londres

El último 24 de marzo el Reino Unido anunció su decisión de incrementar la defensa de las Islas con el envío de dos helicópteros Chinook, hasta hace poco destinados a la guerra de Afganistán y una inversión de 180 millones de libras (unos 267 millones de dólares) que se destinará a la infraestructura militar y civil del lugar en los próximos diez años.

”No pongan una sola libra más en la defensa de Malvinas. Inviertan ese dinero en el bienestar al pueblo inglés porque nosotros no somos un peligro para nadie”, aseguró la mandataria. ”Tal vez sí seamos un peligro cuando otros vean cómo con políticas diferentes a las que se dictan en otros centros de poder, hemos cambiado la historia y se ha instalado un modelo de sociedad más igualitaria, equitativa y solidaria”.

En ese marco, la jefa de Estado pidió que Inglaterra no use a nuestro país ”para ganar las elecciones”. ”¿De qué sirve militarizar el atlántico sur? ¿De que les sirve si no pueden vivir seguros en su territorio?”.

Desde la provincia más austral del mundo la jefa de Estado reconoció que en Inglaterra ”hay una considerable parte de la población que considera que es indispensable establecer un diálogo maduro con Argentina. No para darnos la razón, sino para que nos sentemos a conversar como indican las decenas de resoluciones de Naciones Unidas. Es necesario dialogar porque el mundo no aguanta más guerras”.

Lucha por Malvinas

La mandataria repasó las gestiones que se implementaron desde su gobierno (y el de Néstor Kirchner) para reconocer a los ex combatientes. ”Tal vez sea una de las pocas gobernantes que pueda mirar de frente a los ex combatientes. Fuimos nosotros los que les reconocimos derechos, fuimos nosotros los que instalamos el tema de Malvinas en el plano internacional como la lucha contra el colonialismo. Somos el gobierno que sacó de la sombra a los combatientes”, aseguró.

En homenaje a los caídos en las islas durante la guerra de 1982, la mandataria aseguró: ”Hay que tener valor y honor para morir por la bandera”:

En otro apartado de su discruso, Cristina se refirió a la convivencia armónica que hay en Argentina con los inmigrantes de las diferentes naciones del mundo. ”Este año se cumplen 150 años de que los galeses llegaron a la Patagonia y lo vamos a festejar juntos. No es un gesto forzado, al contrario, es un gesto que tenemos con cada un de las comunidades que llegaron a nuestro país. Todos los que estamos sentados en esta mesa somos hijos, nietos y bisnietos de inmigrantes. No tenemos que confundir a los pueblos con los dirigentes”.

Desde Tierra del Fuego la mandataria recordó que hay 17 enclaves colonialistas” pero la hora de los pueblos termina sonando más temprano que tarde”.

Durante su discurso Cristina se mostró emocionada y en varias oportunidades mencionó su identidad patagónica. Recordemos que en la región sur del país, la guerra de Malvinas se vivió con una intensidad diferente por su cercanía geográfica con Malvinas.

”En un mundo tan diferente y cambiante”, Cristina preguntó: ”¿Cómo puede haber gente que se presume tan civilizada y que sigue con las mismas prácticas de hace dos siglos?”. ”Sentémonos a dialogar, no queremos peleas con nadie. Defendemos nuestra historia, lo hacemos desde las ideas, no desde la guerra. La guerra, sólo les conviene a los que construyen y venden armas; a los lobbies y las industrias”. Pero no a los pueblos.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here