Mujíca insultó a Kirchner y a la Presidenta luego minimiza el tema.

 

”Esta vieja es peor que el tuerto”, dijo sobre Cristina Fernández de Kirchner, al finalizar ayer una conferencia de prensa en Florida, sin percatarse que los micrófonos estaban prendidos. Y abundó enseguida: ”El tuerto (por Kirchner) era más político”, en tanto la actual presidenta es ”terca”.

En minutos, Mujica era titular en los principales medios de Uruguay y Argentina y su frase recorría el mundo. Twitter explotó y el presidente se convirtió en trending topic.

Como era de esperar, la reacción vino desde Buenos Aires. Fiel al duro estilo kirch-nerista, el canciller argentino Héctor Timerman entregó ayer al caer la tarde una nota de protesta al embajador uruguayo en Buenos Aires, Guillermo Pomi.

En esa carta, el gobierno argentino expresó su ”profundo malestar” por los ”comentarios denigrantes que ofenden la memoria y la investidura de una persona fallecida, que no puede replicar ni defenderse”, y lamentó que estos hayan sido realizados ”por alguien a quien el Dr. Kirchner consideraba su amigo”.

En relación a los términos ”vieja” y ”terca”, usados por Mujica para describir a Cristina Fernández, la Cancillería argentina hizo saber que la presidenta ”no va a realizar comentario alguno sobre el agravio”.

El comunicado argentino concluye diciendo que la Cancillería considera ”que las históricas relaciones que han unido a nuestros países no deberían ser afectadas por expresiones que ofenden a quienes representaron y representan a la República Argentina y a su pueblo”.

Estos comentarios se los hizo casi al oído al intendente de Florida, Carlos Enciso, en el marco de la conferencia de prensa tras el Congreso de Intendentes en Sarandí Grande.

Mujica además comentó el encuentro de Cristina Fernández con el papa Francisco en Roma en la asunción del Sumo Pontífice. ”A un Papa argentino, que vive 77 años, ¿le va a explicar lo que es un mapa? Digo, ¿lo que es un mate y un termo?”, dijo el presidente a Enciso.

LEÉR MÁS  El SUTE dice que ganó la elección en las Juntas

No es la primera vez que Mujica emplea este tipo de comentarios hacia los Kirchner. En plena campaña electoral en 2009, Mujica tildó al matrimonio argentino de ”patoteros”.

Mujica tiró así lo que más había cuidado en los tres años de su gobierno: la relación con Argentina. Relación por la que tantas veces soportó críticas de la oposición y del propio Frente Amplio. Relación a la cual, según dijo, defendió para no afectar el turismo y el comercio y avanzar en el dragado del Canal Martín García.

Cuando en 2002 el expresidente Jorge Batlle dijo fuera de micrófono al canal Bloomberg que los políticos argentinos eran ”una manga de ladrones del primero al último”, el entonces senador Mujica reflexionó que el error estuvo en decirlo y no en pensarlo. Batlle debe creer hoy lo mismo de Mujica. Pero al ser consultado ayer por El País, declinó hacer declaraciones, aunque no evitó reírse de la situación.

Los dichos de Mujica vienen a confirmar el malestar del gobierno uruguayo con la administración K, por las constantes disputas comerciales y otros temas de la agenda bilateral.

El vicepresidente Danilo Astori admitió el 21 de marzo en una entrevista con El País que las relaciones económico-comerciales con Argentina estaban ”en el peor momento” en ”mucho tiempo” y opinó que las medidas del gobierno kirch-nerista perjudican ”notablemente” a Uruguay.

Una advertencia similar había realizado el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, en una reunión con empresarios de la alimentación en setiembre de 2012. ”Señores, olvídense de la Argentina para exportar”, les había dicho el ministro a los exportadores.

LEÉR MÁS  El SUTE dice que ganó la elección en las Juntas

SIN DIRECTIVAS. Sobre la hora 20 de ayer, el canciller Luis Almagro se encontraba como espectador en primera fila de la conferencia ”¿Transformaciones en riesgo? Perspectivas y tensiones del progresismo en América Latina”, de la que participaron Mujica y el expresidente brasileño Lula Da Silva, cuando a su celular llegaron los primeros mensajes de texto informándole del comunicado argentino y del llamado al embajador Pomi.

Hasta ese momento, Almagro se había mostrado muy interesado de lo que decían Mujica y Lula, pero enterado de la crisis con Argentina se le hizo difícil mantener la concentración en el foro. Se paró y se fue a un costado del salón principal de la sede del Mercosur a hablar por celular.

Finalizada la conferencia, se fue con Mujica por una puerta lateral, ambos sin hablar con los periodistas.

Fuentes de la Cancillería dijeron El País que se decidió no hacer comentarios sobre el comunicado argentino, al menos hasta hoy viernes.

El embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena, estaba invitado a la conferencia de Lula y Mujica en la sede del Mercosur, pero no fue. Sí estuvieron el exgobernador de la provincia de Santa Fe, el socialista Hermes Binner, opositor al gobierno K; y el secretario general ante Aladi, Carlos ”Chacho” Álvarez. Los dos prefirieron no hacer comentarios.

El 28 de junio se realizará en Montevideo la próxima cumbre del Mercosur. Mujica será anfitrión de Cristina Fernández, Dilma Rousseff (Brasil) y del futuro presidente de Venezuela, a quien le entregará la presidencia protempore del bloque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here