”Se viene un plan de lucha. El próximo paso son 36 horas con movilización y después vendrán 48. En la medida que no tengamos respuesta iremos ejecutando la autoridad que tenemos de los congresos sindicales”, advirtió el gremialista.

Durante la entrevista, Barrionuevo especuló respecto de los alcances del paro general y adelantó que ”no va a haber barcos, aviones, trenes, colectivos, ni estaciones de servicio. Los gremios que se van a adherir son los que en definitiva hacen a la movilidad de la gente”. Los dirigentes sindicales apuestan a paralizar el país con el apoyo de estos sindicatos claves que son los que movilizan a la gente a sus respectivos trabajos, acompañados por la CTA opositora, partidos políticos del arco opositor que van de derecha a izquierda, la Sociedad Rural Argentina y los medios concentrados de comunicación.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Por el otro lado, el resto de los sindicatos han manifestado su negativa al paro por considerarlo ”Un paro político”. Antonio Caló opinó sobre el paro que impulsan para este jueves los dirigentes Hugo Moyano y Luis Barrionuevo: ”Los compañeros que estamos en la CGT creemos que no es el momento oportuno para hacer un paro general. En este momento en que todo el país está con las paritarias abiertas, entiendo que es un paro político”.

LEÉR MÁS  Tenso cruce entre Macri y los familiares de la tripulación del submarino

Por su parte, Hugo Yasky, volvió a criticar el paro convocado por Luis Barrionuevo, Hugo Moyano y Pablo Micheli y sostuvo que esos sectores pretenden usar a los trabajadores como ”tractor para la derecha que quiere volver a los 90”, sector que identificó con el diputado Sergio Massa.

La estrategia del ”Massismo”

El núcleo duro del ”Massismo” ve con buenos ojos el proceso de desgaste que viene desarrollando la derecha venezolana contra el gobierno de Nicolás Maduro, por tal motivo este paro viene a ser un catalizador para futuros movimientos estratégicos con la idea de avanzar en la paralización del gobierno nacional con la idea de llegar a 2015 con un gobierno desgastado. Para ello cuentan con el apoyo de la Sociedad Rural, sectores de la patria financiera y fuerte apoyo mediático nacional e internacional.

LEÉR MÁS  Susana Balbo renunció a su banca de diputada nacional

En definitiva, todos los sectores que reinaron en la década del 90 con el gobierno de Carlos Menem y ahora se sienten desplazados vuelven con toda la fuerza con la idea de recuperar el liderazgo político y, sobre todo los negociados que han perdido durante esta década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here