El sendero político que comenzó a transitar Hugo Moyano hace algo más de un año pone en evidencia, día a día, las enormes dificultades que enfrenta el líder camionero a la hora de construir una alternativa opositora viable en términos electorales. A la imagen negativa que, con razón o sin ella, despiertan los dirigentes sindicales en general (y Moyano en particular) en vastos sectores de la clase media, se suman los cortocircuitos que genera al interior del propio moyanismo su acercamiento a sectores de la derecha como el diputado Francisco de Narvaéz o el PRO de Mauricio Macri. Pero lo cierto es que las dificultades no tienen que ver solamente con las posibilidades de construir una carrera política.

LEÉR MÁS  Según la UCA, 13,5 millones de argentinos son pobres

Dentro del terreno gremial, su ámbito natural de influencia, Moyano no consigue ensanchar su área de poder. Lejos de ello, su desembozado enfrentamiento con el gobierno le hizo perder algunos aliados clave, como el caso del titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, uno de los principales sindicatos al interior del universo moyanista.

LEÉR MÁS  Jueces y los abogados con más poder

Analistas y dirigentes gremiales coincidieron en que la determinación del gremio conducido por Palazzo es indicio de la caída de la influencia sindical de la central obrera moyanista. Para Daniel Mercado, gremialista de La Bancaria, la decisión del sindicato ”es fundamentalmente política” pero representa un duro golpe a las aspiraciones de Moyano de proyectar sus actividades a otras arenas. ”No hay razones estrictamente gremiales para la salida del sindicato de la CGT”, indicó Mercado, quien agregó que a partir de la decisión bancaria de abandonar la entidad sindical moyanista ”la posición de Moyano se debilita notablemente, porque el que se va es nada menos que el segundo gremio de la CGT que conduce en cantidad de afiliados”. Por otro lado, Mercado consignó que, puertas adentro del gremio, Palazzo no queda bien parado con la salida: ”Llegó gracias a Zanola, después se fue con Moyano y ahora quiere ser neutral. A la gente esos giros le provocan cierta desconfianza”, cerró Mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here