Luego del paro nacional de la semana pasada se reactivaron las internas en la CGT y quedarán expuestas

Uno de los gremios mayoritarios avanzarán en su estrategia para extenderle este año la vida al triunvirato de conducción, mientras que en el otro quedará consolidado un bloque opositor que intentará forzar el recambio de autoridades en agosto, como estaba previsto hasta hace dos semanas, y que mostrará por primera vez una alianza entre Hugo Moyano y los principales sindicatos industriales.

La principal novedad se gestó ayer con una reunión entre Moyano y el líder de los mecánicos del Smata, Ricardo Pignanelli, representantes de dos sectores que hasta ahora no tenían mayor coordinación y que terminaron por confluir por oposición a los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” ligados al Ejecutivo. Pignanelli integra un espacio conocido como “tercera posición” junto al metalúrgico Antonio Caló (UOM) y organizaciones del Movimiento de Acción Sindical (MASA) como la Unión Ferroviaria y Luz y Fuerza, y de la Corriente Federal (CFT) como los gráficos (FGB), los docentes privados (Sadop) y los pilotos aeronáuticos (APLA).

LEÉR MÁS  Según Dujovne no hay chance de que Argentina no cumpla las metas fiscales

Este último conglomerado hará hoy su tercer encuentro en tres semanas seguidas. Desde las 11 en Unión Ferroviaria volverán a debatir Caló, Pignanelli, el dueño de casa, Sergio Sasia, Héctor Amichetti (gráficos), Pablo Biró (APLA) y otros con el canillita Omar Plaíni, llave diplomática de Moyano para el entendimiento entre los dos grupos. Anoche se especulaba con que podría acudir a la cita el propio líder de los choferes o su hijo mayor y lugarteniente, Pablo Moyano, quien además está postulado para encabezar la CGT en un recambio secundado por el bancario Sergio Palazzo. Todos ellos integran el bloque que el Gobierno desearía ver fuera de la jefatura de la central.

LEÉR MÁS  Vila-Manzano vendió Supercanal a un ex-Movicom

El nuevo eje de discordia en la central sindical es, de hecho, la vigencia de las actuales autoridades. Hasta hace pocos días la CGT se encaminaba a una renovación del triunvirato de conducción que integran Héctor Daer (Sanidad), Juan Carlos Schmid (dragado) y Carlos Acuña (estacioneros) en un congreso pautado para el 22 de agosto. Sin embargo, la contundencia de la medida de fuerza del 25 de junio y las objeciones crecientes a una nueva jefatura unipersonal diseñada por los “gordos” y los “independientes”, con el propio Daer como principal postulante, convenció al sector mayoritario de suspender esa convocatoria sin fecha, como adelantó este diario.

LEÉR MÁS  Paso a Chile habilitado con portación obligatoria de cadenas

La novedad apuró una alianza opositora. Moyano se había convencido de pujar por la jefatura a través de su hijo mayor e incluso había dejado trascender que en última instancia se pondría a la cabeza como candidato, y negociaba con otros grupos de la CGT bajo la única premisa de obstaculizar los planes de “gordos” e “independientes”. Estos dirigentes, que apuestan a la supervivencia del triunvirato, se reunirán esta tarde en la sede del gremio estatal UPCN.

El de la tarde será un encuentro de la denominada “mesa chica” que integran, además del trío, y los grupos mayoritarios, dos referentes del transporte, Roberto Fernández (colectiveros, UTA) y Omar Maturano (ferroviarios, La Fraternidad), y exponentes del “moyanismo sin Moyano” como Carlos Frigerio (cerveceros) y Jorge Sola (empleados del seguro).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here