”Miles de radicales no acompañaremos la coalición neoliberal ni apuntalaremos la resurrección del pejotismo conservador que uno y otro representan en cada caso”, señaló Moreau en alusión explícita a Macri y Massa, a través de un comunicado.

Para Moreau, la ”gran interna” promovida por la conducción de la UCR constituye una ”nueva fachada que encontraron para justificar la denominada libertad de acción que le permita a cada candidato territorial acompañar la boleta presidencial que más le convenga”.
”Una restauración conservadora no puede truncar los avances logrados por el pueblo argentino”, advirtió.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

El dirigente criticó así el aval que el partido, en manos de Ernesto Sanz, le dio a los candidatos a gobernadores radicales para que sellen acuerdos distritales, tanto con el PRO como con el Frente Renovador.

Opinó que, de esa forma, el radicalismo dejará de ser un partido ”nacional” y pronosticó que esa será la ”consecuencia inevitable del tacticaje electoral que practica la actual dirigencia”.

LEÉR MÁS  Impulsan una comisión parlamentaria para investigar la desaparición del Ara San Juan

”Lo más importante que se logró en este período es demostrar que los poderes fácticos no siempre y fatalmente se imponen al poder democrático; no pudieron condicionar ni socavar la gobernabilidad”, declaró Moreau.

Por eso, dijo, los radicales enfrentados a la cúpula partidaria ”se vienen parando donde corresponde cuando se trata de defender a la política de los ataques de los grupos corporativos”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here