La agencia Moody’s, una de las calificadoras que se destaca en los planteos del gobierno nacional por la incongruencia entre sus análisis y el devenir de la economía mundial, cambió ayer de ”estable” a ”negativa” las perspectivas de emisor y de deuda de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y Formosa. Además, bajó también las calificaciones de emisor en moneda local y de deuda de corto plazo del municipio de Río Cuarto.

”La falta de políticas consistentes y predecibles a nivel nacional afecta el marco institucional bajo el cual operan provincias y municipios argentinos”, analizó la calificadora como parte de su avanzada contra la política económica del gobierno nacional, estrategia que se profundizó desde la renacionalización de YPF recortando la nota tanto del Estado nacional y de diferentes jurisdicciones como de empresas, bancos y compañías aseguradoras.

El cambio de perspectiva que decidió para las cuatro provincias ”refleja el continuo deterioro del entorno operativo en Argentina”, interpretó Moody’s, que además colocó a revisión para una posible baja las notas a la Ciudad de Buenos Aires, los municipios de Córdoba y Mendoza, y la provincia de Mendoza. Moody’s ha sido muy cuestionada porque no supo o no quizo predecir la crisis más importante de los últimos 80 años, que tuvo epicentro en los Estados Unidos y que luego se extendió a España, Portugal, Italia y otros países de la Unión Europea.

Por Tiempo Argentino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here