El 13 de mayo pasado, Cristina Kirchner fue procesada por “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública” en la causa conocida como “dólar futuro”, instruida por el juez Claudio Bonadio. El magistrado la procesó por esa trama y también le trabó un embargo por 15 millones de pesos.
El 16 de mayo la ex Presidenta ya había cedido al menos 13 de sus propiedades a sus hijos. Cristina habría realizado esas operaciones para evitar ser embargada en otros expedientes en los que está comprometida, como el caso Hotesur, en la que se la investiga por tráfico de influencias y lavado de dinero.
La diputada Margarita Stolbizer y su abogada Silvina Martínez, denunciante de la ex Presidenta en el caso Hotesur, le presentarán al fiscal del caso, Gerardo Pollicita.
El artículo 149 del Código Penal tipifica maniobras de ese estilo como un posible delito: el de insolvencia fraudulenta.
LEÉR MÁS  La marcha de Moyano también divide a los gremios de Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here