El frente judicial se comienza a complicar para el ex jefe del Ejército César Milani. El juez federal Daniel Rafecas ordenó la citación para prestar declaración indagatoria para el próximo 19 de octubre en la causa por la que lo investiga como presunto autor del delito de enriquecimiento ilícito de funcionario público.
La medida fue resuelta por el magistrado luego del informe elaborado por los peritos de la Corte Suprema de Justicia y presentado en la causa el viernes último, que concluye que el último jefe del Ejército no pudo justificar con sus ingresos la compra de una lujosa casa de más de 1000 metros cuadrados en La Horqueta, uno de los barrios más caros del partido de San Isidro.
“También fue citado a prestar declaración indagatoria en la misma causa Eduardo Enrique Barreiro, para el día previo, martes 18 de octubre, por haberse reunido sospecha suficiente para sindicarlo como partícipe necesario en el enriquecimiento ilícito de Milani”, informó el sitio de la Corte.
Según Milani, Barreiro fue quien le prestó parte del dinero para la compra de su mansión. El supuesto prestamista se encuentra en arresto domiciliario porque está procesado por crímenes de lesa humanidad a disposición del Juzgado Federal N° 3 de La Plata, por lo que se envió un oficio al juzgado platense para que se disponga el traslado para la indagatoria en la fecha indicada.
La causa contra Milani se inició a partir de una denuncia a mediados 2013. En septiembre de ese año, Rafecas ordenó la confección de un informe patrimonial preliminar –a cargo de la División Delitos Económicos de Prefectura Naval-, que fue entregado en octubre de 2014.
En junio de 2015 el fiscal Jorge Di Lello, requirió la intervención técnica de la Procelac, que entregó su informe final en febrero de este año.
Después Di Lello pidió la pericia contable de los expertos de la Corte, a lo que Rafecas hizo lugar. En ese informe, los peritos contables de la Corte Oscar Fernández, Rubén Pappacena y Abel Britos concluyeron, en los puntos más salientes, que:
“No aparece justificado ni el patrimonio del Sr. Milani, ni sus consumos, esto es, los importes mínimos que hubiera necesitado para atender sus necesidades personales y las de su familia. La ecuación ingresos contra inversiones y compras, de acuerdo a la documentación aportada, es inconsistente.”
Asimismo, que “el Sr. Milani no puede justificar la compra del inmueble sito en calle O’Higgins N° 3636, entre Blanco Encalada y Acceso Norte”, en el barrio “La Horqueta” en el partido de San Isidro, pcia. de Bs. As., adquirida por Milani en junio de 2010 por un valor declarado de $ 1.500.000”.
Los peritos dijeron que “no fue considerado el presunto préstamo que se denuncia que habría realizado el Sr. Barreiro, ya que el mismo no fue incluido por ninguna de las partes en sus declaraciones ante los organismos de control, y el mutuo que lo instrumenta no reúne los requisitos mínimos de fecha cierta, ni autenticación de los firmantes”.
La casa a la que se refieren los peritos es un enorme chalet en la zona de La Horqueta, en San Isidro, de más de 1000 metros cuadrados. Milani había dicho que compró la casa con la venta de un departamento en Belgrano, pero la venta se produjo seis meses después de la compra de la lujosa mansión. Y que además había usado dinero que le prestó Barreiro.
Los peritos de parte que aportó Milani presentaron ayer su propio informe -con discrepancia respecto de la pericia oficial-, por lo que el Juez se encontró habilitado para disponer la indagatoria del jefe del Ejército durante el kirchnerismo.
Entre otras propiedades declaradas por Milani en sus presentaciones figuran un local y un departamento en la localidad de Cosquín, en Córdoba, que habría recibido por herencia, y otros inmuebles en esa provincia.
De las declaraciones juradas de Milani surge que entre 2008 y 2011 triplicó su patrimonio, que pasó de 503.525,34 a 1.773.279,48 pesos.
LEÉR MÁS  El FMI abrirá una oficina en Buenos Aires

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here