Menem quedó a un paso del juicio por el pago de sobresueldos

El ex presidente Carlos Menem quedó en el umbral de un nuevo juicio oral y público, en una vieja causa por presuntos hechos de corrupción durante su gobierno: los sobresueldos. En su acuerdo del 16 de abril pasado, la Corte Suprema rechazó dos recursos de queja planteados por los abogados Omar Daer y Pedro Baldi. La resolución de esos trámites procesales se convirtió hasta el fallo del máximo tribunal en el último obstáculo para que la causa, que fue elevada a la instancia oral en 2011, llegara finalmente a la etapa de debate.

Los abogados de Menem ya fueron notificados de la decisión de la Corte, por lo que el expediente quedó ahora con el camino despejado para que el Tribunal Oral Federal Nº 4, integrado por los magistrados Leopoldo Bruglia, Néstor Costabel y Pablo Bertuzzi, fije fecha de debate.

Los ”sobresueldos” fueron un mecanismo implementado durante la década menemista para mejorar los salarios de los funcionarios de alto nivel. Ello, según ya determinó la justicia en otros casos, es un delito incluido en el capítulo del Código Penal que se refiere a la ”malversación de caudales públicos”. El artículo 261 de esa norma establece que ”será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo. Será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública.” En la jerga judicial se lo denomina ”peculado”.

LEÉR MÁS  Yasky: "Vamos a volver como lo hicimos después del Golpe del 55 o la dictadura"

Menem no está solo ante el acecho de esa imputación. Lo acompañan los ex ministros Domingo Cavallo, Oscar Camilión y Raúl Granillo Ocampo. Y también a la ex polifuncionaria María Julia Alsogaray, quien ya fue condenada en otro expediente por ”enriquecimiento ilícito”. Aquella causa y esta se rozan: una de las hipótesis es que el dinero que permitió abultar de manera ilegal su patrimonio haya provenido justamente de los sobresueldos.

Menem había formulado dos reclamos ante la Corte. Por un lado, objetó su procesamiento; por el otro, pidió la prescripción de la causa por el paso del tiempo. El máximo tribunal, con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Carmen Argibay, rechazó ambos intentos. Todos los jueces coincidieron en el resultado final, aunque Highton de Nolasco, en un caso, y Argibay, en el otro, invocaron razones distintas para llegar al mismo desenlace.

LEÉR MÁS  Tinelli y su equipo de campaña: quiere ganarle a Vidal y si puede, sacarle la presidencia a Macri

En el largo derrotero judicial, también fueron rechazados otros recursos del ex presidente y hoy senador por La Rioja, entre ellos las objeciones contra el juez federal (primero subrogante y hoy definitivo) Marcelo Martínez de Giorgi, y la recusación contra el ex fiscal de la ”Causa Armas”, Mariano Borinsky, quien actualmente se desempeña como juez de la Cámara Federal de Casación Penal.

Menem ya fue condenado por la Casación en el expediente por la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia, pero aún falta que se le fije el monto de la pena. Además de este expediente por peculado, también afronta una complicada situación judicial en el expediente por el supuesto ”encubrimiento” del atentado contra la AMIA. Por su condición de legislador, el ex mandatario tiene inmunidad de arresto. Por su edad (en julio cumplirá 83 años) y su estado de salud, en el caso de una eventual condena de cumplimiento efectivo, estaría en condiciones de pedir la prisión domiciliaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here