Mendoza es una de las provincias mas endeudadas con la nación

Un minucioso informe detalla a las 16 provincias que se sometieron a un programa de refinanciamiento de sus pasivos hasta 2018. 

La provincia de Mendoza presenta una deuda de $2.524.182.420 con la Nación y debe refinanciar algo más de $320 millones, es una de las más complicadas de acuerdo a un informe que muestra a las 16 provincias que deben arreglar cuentas con el Estado nacional en 2018.

Un total de 16 gobernadores de la Argentina cuentan en estos momentos con sus administraciones endeudadas y todas ellas solicitaron a la Casa Rosada un plan de refinanciamiento de sus pasivos al que podrán acceder si se someten a un programa de equilibrio fiscal programado.

Las provincias que mayor deuda con la Nación presentan son: Buenos Aires, Mendoza, Jujuy, Santa Cruz, Entre Ríos, Chaco, Tucumán, Córdoba, Misiones, Corrientes, Chubut, Neuquén, Salta, La Rioja, Tierra del Fuego y Catamarca. Los distritos de Río Negro y San Juan presentan deuda pero no se adhirieron al nuevo convenio que estableció la Casa Rosada para refinanciar sus deudas.

Todas estas provincias suman un total de deuda con la Nación de $80.067.335.530 y el gobierno les va a refinanciar $10.182.781.273 a 36 meses, con una tasa de interés del 15 por ciento.

Todas estas provincias firmaron en marzo pasado un programa de refinanciamiento de sus deudas con la Nación. Este esquema consiste en que los servicios de deuda no abonados al Gobierno Nacional (correspondientes al ejercicio fiscal 2017) se refinancian a 36 meses, con una tasa de interés del 15 por ciento.

La provincia que dirige Alicia Kirchner ya se sometió a este programa de refinanciamiento de la deuda pero Santa Cruz sigue teniendo problemas graves en sus cuentas por lo que la provincia está paralizada por las protestas. No hubo pago de haberes en los últimos meses a jubilados, docentes, judiciales y estatales por lo que Santa Cruz está colapsada. El gobierno nacional ofreció a Alicia Kirchner un programa de acceso a un fondo fiduciario pero a cambio de ello deberá frenar el ingreso a la planta estatal de empleados y presentar un esquema de equilibrio financiero real.

Aquellas provincias que no se sumen al convenio con la Nación para refinanciar sus deudas tienen que pagar los vencimientos durante 2017 (y en adelante), bajo el cronograma del Programa Federal de Desendeudamiento Provincial, que es el decreto 660/2010. Sólo unas pocas provincias evitarán esto ya que solicitaron una prórroga para finalizar las proyecciones.

Desde las Casa Rosada sostienen que si todo marcha bien y las provincias cumplen con este cronograma de refinanciamiento de deudas debería poder asumir los costos y buscar algún tipo de financiamiento genuino en adelante para poder sustentar los gastos corrientes.

Deja un comentario