Tal como lo destacara CECREDA semanas atrás, el Gobierno Nacional avanzó en la optimización de la redistribución de las riquezas, reorientando mayores recursos a los asalariados en pos de brindar mejor calidad de vida.

La modificación del impuesto a las ganancias implica la exención por parte del gravamen a la mayoría de los trabajadores y permite que los asalariados amplíen su calidad de vida disponiendo de mayores recursos. En compensación parcial, el Estado recaudará fondos a través de dos nuevos impuestos dirigidos a una porción de la actividad financiera. Estas medidas tendrán un doble efecto para los trabajadores puesto que por un lado incentivarán sus consumos disponiendo de mayor cantidad de dinero, que podrá canalizarse en la economía real, y por el otro, incentivará principalmente el ahorro, situación que permitiría aunar hacia el sistema financiero y crear mejores condiciones de inversión genuina y nacional. A su vez, la medida no grava el ahorro, generando un marco óptimo para impulsar la inversión de mediano y largo plazo.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

El CENTRO ESTRATÉGICO PARA EL CRECIMIENTO Y DESARROLLO ARGENTINO apoya, impulsa y celebra todas aquellas medidas genuinas que benefician a la mayoría de los ciudadanos. Destacamos la importancia de políticas desde y hacia adentro que promuevan e impulsen el ahorro logrando desarrollo y crecimiento a largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here