El presidente electo Mauricio Macri encabezó la primera reunión de gabinete. No fue en la Casa Rosada. Tampoco se habló mucho de gestión. El lugar elegido fue el Jardín Botánico y el principal motivo de la convocatoria fue registrar la primera fotografía del equipo que el 10 de diciembre empezará a gobernar la Argentina.

El futuro jefe de Estado aprovechó la oportunidad para criticar la pesada herencia económica que recibirá su gestión, con las reservas del Banco Central por el piso, un elevado nivel de déficit fiscal y una inflación imparable que en las últimas semanas tuvo una nueva aceleración.

LEÉR MÁS  Macri planea recortar 20% de los cargos políticos

Entre esos problemas económicos que heredará Macri, se encuentra el reciente recorte de fondos dispuesto por Cristina Kirchner al acatar un fallo de la Corte Suprema sobre los fondos coparticipables. ”Esta una elección triste que ha hecho la Presidente, que sigue marcando que quiere salir por la puerta chica y no contribuir. Cada cosa que cree que hace en perjuicio de nuestro gobierno en realidad es en perjuicio de todos los argentinos”, analizó.

LEÉR MÁS  "Estamos viendo nacer la cuarta revolución industrial"

Escoltado por su vice, Gabriela Michetti, su jefe de Gabinete, Marcos Peña y su canciller -recientemente llegada a la Argentina-, Susana Malcorra, el ganador de las elecciones del 22 de noviembre advirtió que tendrá tolerancia cero con las ”actitudes personales” de sus ministros. ”Acá no hay impunidad”, enfatizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here