Massa cae en las encuestas al no lograr sumar peronistas a su proyecto

A pesar de la fuerte expectativa de crecimiento nacional que dejaba trascender el comando de campaña massista tras la victoria del Frente Renovador en la provincia de Buenos Aires en los comicios de 2013, no hubo gobernadores aliados ni dirigentes territoriales de peso que este año abandonaran el kirchnerismo rumbo al Frente Renovador, limitándose esos pases a algunos intendentes, como el caso del polémico jefe comunal de Merlo, Raúl Othacehé.

Sergio Massa comenzó el año dándole la presidencia del interbloque de diputados del Frente Renovador, junto a otros legisladores aliados, a Mario Das Neves, quien será su candidato a gobernador en Chubut, aunque la iniciativa legislativa en los medios la mantuvo el titular del bloque propiamente dicho, Darío Giustozzi, y como conductora principal, Graciela Camaño.

En cuanto a Reutemann, el senador mantuvo un perfil bajo y aunque sostiene su apoyo a Massa, el precandidato presidencial debió recurrir a Eduardo Buzzi, ex titular de la Federación Agraria, para pelear la gobernación que hoy ostenta el Frente Progresista, aunque no se descarta que el ex corredor de Fórmula 1 busque la reelección de su banca en la Cámara alta.

Por fuera del peronismo, Massa encontró en el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, el primer mandatario provincial que acordó una alianza de cara al 2015.

Tal vez la mayor decepción haya sido el posible pacto con De la Sota (se hablaba de ir juntos a las PASO), que desde el massismo daban casi por hecho a mitad de año e incluso hubo un encuentro ampliado en mayo pasado entre Massa y el gobernador junto a sus dirigentes de máxima confianza en San Fernando.

LEÉR MÁS  Un “botín sindical” que la DGE quiere quitarle al SUTE

Pero luego, De la Sota se desmarcó y quiso instalar su propia candidatura presidencial y dejó abierta la posibilidad de aliarse en frentes electorales recién para después de marzo, e inclusive, se acercó a Adolfo Rodríguez Saá -con quien Massa se reunió en San Luis pero el vínculo no prosperó-, y ambos podrían confluir en el partido Fe, del gremialista de los peones rurales, Gerónimo ”Momo” Venegas.

La respuesta automática de Massa al enfriamiento de De la Sota fue acercarse a su ex esposa y opositora, Olga Riutort, candidata a intendenta por la ciudad de Córdoba y que, desde esta semana, conduce formalmente la Mesa Provincial del FR en esa provincia.

En su búsqueda por referentes locales, Massa tiene sellado un acuerdo con el tándem del senador Juan Carlos Romero y el ex diputado Alfredo Olmedo, quienes integrarán la fórmula para la gobernación en Salta.

Paradójicamente, el dirigente con mayor peso que hoy tiene Massa como aliado es un radical: el presidente del bloque de senadores radicales, Gerardo Morales, sorprendió en octubre con una foto con el ex intendente de Tigre en Jujuy, aunque el diálogo venía desde hace semanas, como había anticipado Télam a mediados de agosto.

LEÉR MÁS  Ordenaron la excarcelación del ex vicepresidente Boudou

Con su jefe de campaña, ”Juanjo” Alvarez, como principal promotor, Massa espera de Morales un rol de facilitador con dirigentes radicales de todo el interior (especialmente del NOA y NEA), para paliar los déficit en el armado propio donde no encuentre peronistas no oficialistas con potencial electoral.

A cambio, Morales recibiría el apoyo de Massa en Jujuy para su candidatura a gobernador, así como le ocurriría al diputado José Cano, quien busca la gobernación en Tucumán por la UCR y fue el primer radical de peso en reunirse con Massa, en un encuentro secreto que tuvo lugar en enero pasado, en Pinamar.

En su meta también está sellar acuerdos con más radicales en Formosa (el senador Luis Petcoff Naidenoff), en Entre Ríos (el diputado Fabián Rogel) y el diputado Julio Martínez (La Rioja).

En tanto, otro de los desafíos que asumirá el massismo en 2015 se anida en la provincia de Buenos Aires y en la Capital Federal, dos de los distritos con mayor peso electoral, en los que Sergio Massa cuenta con varios nombres para representar al Frente Renovador pero ninguno que marque la diferencia en las encuestas, tanto al interior del FR como de cara a la disputa con el resto de los partidos políticos.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here